Son más de cincuenta títulos, entre largos y cortometrajes. En una edición 2020 diseñada para esta versión online y gratuita, no solo por la pandemia del COVID-19 sino también como un modo de ampliar la llegada, desde lo cultural y lo geográfico de la propuesta.

La idea, dicen los organizadores, es llegar a más gente con otras formas de hacer circular el cine LGTBIQ+, para un festival que ha tenido siempre el objetivo de restringir lo menos posible el acceso, con funciones al aire libre, con música en vivo o proyecciones en salas no convencionales. La programación es absolutamente estimulante: una mano tendida para escapar de la zona de modorra del streaming hasta el 19 de noviembre.

Toda la programación —hay mucho más— puede verse en las salas virtuales del Malba, la Filmoteca online, el Centro Cultural Kirchner, la plataforma Cont.ar y en la web de Festival Asterisco. Desde ahí se accede a todas las funciones.

Mira aquí cortometrajes

Mira aquí peliculas

Dejar respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí