El amor en Grindr, ¿imposible ante tanta discriminación?

Concretar en Grindr quizás sea una tarea difícil debido a la discriminación que hay entre la misma comunidad gay, ¡triste pero cierto!

 

¿Buscando al príncipe azul o una noche divertida?, antes era una tarea muy sencilla, bastaba con ir a un pub o una disco y conocer un chico, pero, gracias a las apps de contactos gais  como Grindr, ya podemos hacerlo sin salir de casa, ¡seguro que ya la descargaste!

Pero ¿no te ha pasado que entras y en vez de subirte la temperatura, terminas todo desconcertado?, aquí te cuento mi historia conociendo a chicos en Grindr y las cosas que descubrí.

Los diferentes NO gais en Grindr

Era un viernes por la noche, casi las 11:00 p. m. y sin planes con los amigos, ¿qué hago para no aburrirme?, ¿leer un libro?, ¿ver una serie o película?, para nada, ¡mejor me pongo a ver que pasa en Grindr! Así que descargué la famosa app gay y vemos qué sucede…

Ahora se parece al Whatsapp, algo que visualmente es atractivo, pero ¡qué demonios está pasando con el mundo! Veo diversos perfiles con títulos y descripciones muy discriminativos para mucha gente gay:

No gordos
No pasivas
No morenos
No afeminados
No mayores
Sin foto no molestes
Solo masculinos
Todo un listado discriminatorio con el que se me quitaron las ganas de conocoer en Grindr.

Entonces me surgieron varias dudas: ¿y el respeto?, ¿la unión como comunidad gay?, ¿o solo se trata de una ilusión que se repite en cada junio?, ¿Grindr es el culpable?

Y no es la única aplicación de contactos gais…

Así como Grindr, existen otras aplicaciones y plataformas de contactos gais como Manhunt, Bender, Scruff y las que vienen que han sustituido un acercamiento y conocimiento “real con las personas”.

¿Recuerdas cuando bastaba con encontrarte con el chico que te gustaba en el pasillo de la escuela y bastaba un roce de manos? Ahora basta con un “send nudes” y a ver si a la otra persona le gusta.

Alguna vez leí que el creador de Grindr, Joel Simkahi, expresó que su aplicación tenía como objetivo “hacer amigos”, claro, eso en el lejano 2009. Una década después, ¿seguirá pensando lo mismo?

Más que amigos, me parece que Grindr es un lugar para dividir, discriminar y hacer sentir mal al otro. Si de por sí aguanto y aguantamos la discriminación que existe en el mundo real, ¿por qué hacerlo en el mundo digital?, y peor aún ¿entre nosotros mismos, la comunidad gay?

¿Qué hacer si me siento agredido en Grindr?

Entonces me puse a investigar más del tema y descubrí que al final, Grindr sigue siendo una app para amigos y no una “carnicería gay” como decía un conocido. Según su propia información, Grindr cuenta con más de 7 millones de usuarios en 192 países y han hecho varios esfuerzos para apoyar a la LGBT+.

Grindr for Equality es una iniciativa que consiste en enviar mensajes a los usuarios para invitarlos a eventos importantes para la comunidad gay, así como donaciones a diversas fundaciones gay. ¡Así que los malos del cuento no son ellos!

Cada usuario es responsable de sus descripciones, de contar lo que uno es, ¡de venderse ante los demás! Y si esa es su estrategia, me parece que refleja una pobreza de valores al atacar a quienes son diferentes.

¡Gay es celebrar la diversidad!, no ataquemos algo que desde años llevamos gritando o promoviendo. Dejemos a un lado la fragmentación y el ego, al final y en teoría, tenemos que luchar por combatir la discriminación causada por otros.

Si me preguntas qué hacer si me atacan en Grindr, la respuesta es sencilla: ¡aléjate y conoce gente a la antigua!, antes de que tu próximo chico o amor gay te haga la vida tóxica.

Hernan Morales

Dejar respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí