Cómo identificar que tu novio tiene «mamitis» y por qué debes huir de ahí

La "mamitis" es una señal de inmadurez y miedo a crecer.

 

El amor y la relación con mamá es de suma importancia, sin embargo, cuando ésta llega a una dependencia incontrolable, al grado de dañar el resto de tu vida, se convierte en una situación grave, tanto que, el hombre que tenga «mamitis», buscará una pareja que pueda hacer lo mismo que la primera mujer de su vida. Si te encuentras con un chico así debes tener mucho cuidado, lo mejor es que salgas de ahí.

No se trata de que intentes alejarlo de su madre, de hecho que un hombre se lleve bien con ella es buena señal, pero cuando tiene «mamitis» sí es importante que lo hables en caso de que quieras compartir una vida con él como pareja. La «mamitis» es una señal de inmadurez y miedo a crecer, lo mejor es que no te involucres en un asunto como éste, será bastante agotador. Aquí te dejamos algunas señales que te ayudarán a saber si tu novio sigue dependiendo de su mamá.

1. Su vida gira entorno a su mamá

Si usa frases como “mi mamá dice que…”, “mi mamá prefiere que…”, “mi mamá hace…”, etcétera, lamento decirte que estás con un hombre que sufre «mamitis». No importa lo que hagas o digas, lo que diga su mamá lo superará todo, sobre todo lo que está relacionado con su manera de llevar la relación, la comida, atenciones y cuidados.

2. Necesita su aprobación

Le llama para pedir su aprobación ante cualquier evento, decisión, cambio, etcétera, incluso la mayoría de las veces toma más en cuenta su palabra que la tuya aunque se trate de un tema relacionado con ambos.

3. Tiene un carácter pasivo y dependiente

No tiene la capacidad para tomar decisiones por sí solo, su mamá influye en todas las áreas de su vida y espera que tú tomes el mismo rol.

4. Es inmaduro

No se da cuenta de que su comportamiento es como el de un niño, lo que lleva a que, inconsciente, ponga su vida entera en manos de su madre para que lo ayude a lo que sea que necesite.

5. Lo sigue atendiendo

Su mamá sigue dándole de comer, lavándole la ropa y consintiéndolo (peor si todavía vive con ella), busca la manera de estar lo más cerca posible de ella y tiene una dependencia grave.

El amor de una madre jamás será sustituido, es un hecho, pero también debes tomar en cuenta que hay límites y si estos están dañando tu relación, lo mejor es que salgas de ahí. Un hombre con «mamitis» no es un gran prospecto como pareja.

Dejar respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí