Aidan no sólo es un chico que tiene una voz única y maravillosa, también nos ha dado una lección social y moral. Aunque es muy jovencito (tiene 15 años), pronto se dio cuenta de que era transexual y, aunque eso le asustó, “porque todos los cambios asustan”, hoy está muy contento de poder exteriorizarlo, verbalizarlo y hacerlo público para que la libertad de identidad sexual esté cada vez más normalizada en nuestro país.

Antes se llama Elena pero, viendo una serie de ficción, le gustó el nombre de Aiden y así es como ya le conocen todos. Sus padres hablaron con su psicólogo para saber de dónde le provenía la ansiedad que sentía y fue el mismo padre el que dijo que le parecía que su hija se sentía “como un chico”. Ahí, Eiden se sintió liberado y comenzó su nueva y feliz vida, que ha sido aceptada por su entorno.

“Yo he tenido suerte porque todo el mundo ha asumido mi cambio con naturalidad, pero no a todo el mundo le pasa”, ha dicho, con mucha madurez y recordando que hay mucha gente, niños, jóvenes y adultos, que se sienten juzgados, simplemente, por ser quiénes son.

«Esto es algo que debería ser normal para todo el mundo, somos personas como cualquier otra persona. Al visibilizarte como un chico trans, cuando te ve otra persona igual que tú comprende que lo que siente es normal. Visibilizar no es imponer como muchos pueden pensar. Diciéndolo puedo ayudar a mucha gente a darse cuenta y a aceptarse, y eso me parece muy bonito. Me presento a Idol Kids para abrirme al mundo y para compartir lo que tengo con los demás»

Su actuación fue tan maravillosa como su discurso, a tal punto que consiguió emocionar al jurado compuesto por Isabel Pantoja, Carlos Jean y Edurne, quienes dieron a Aiden un pase de oro para la gala.

Dejar respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí