Piel Irritada Y Sus Cuidados

Seguro que más de una vez, ya sea por el afeitado con cuchilla o porque te has depilado alguna zona sensible, tu piel se ha enrojecido, escuece y pica, es lo que se conoce como piel irritada.

 

Muchos hombres tenemos la piel muy sensible y aunque es cierto que nuestra piel es muy resistente y fuerte, también solemos padecer de terribles irritaciones. Por ejemplo, en verano los males que continuamente se presentan son relacionados con la piel, por eso es importante saber qué hacer en estos casos. Hoy te voy a dar una serie de truquillos caseros que vas a poder poner en práctica:

1. Tomates
En su composición contienen vitamina A y C, ideales para el cuidado de la piel. Si tienes la piel irritada, aplica un poco de pulpa de tomate fresco y deja actuar por lo menos una hora. ¡Avisamos, escuece y mucho! Pero poco a poco esa irritación irá menguando. Cuando haya pasado el tiempo, retira el tomate con agua tibia.

2. Agua mineral
Aunque les  parezca mentira, es uno de los remedios más eficaces para aliviar la piel irritada. Tiene propiedades antiinflamatorias, así que como primera cura es ideal. Humedece una compresa o gasa y aplícala sobre la piel irritada, deja que actúe el tiempo que consideres necesario. Si congelas agua mineral, es muy buena elección contra las irritaciones en la piel y de hecho hay muchos hombres que después de afeitarse o depilarse, aplican un poco de hielo en la zona.

3. Aceite de oliva
 Muy útil en enfermedades que se caracterizan por irritaciones y eczemas en la piel, como por ejemplo la psoriasis. Solo tienes que aplicar una cucharadita de aceite de oliva sobre la zona afectada, notarás alivio rápidamente.

4. Té
Tanto el té verde como el negro son excelentes remedios caseros para evitar la piel irritada, sobre todo si esta es producida por el sol. Se hace una infusión y cuando esté fría, se aplica con una gasa empapada de este producto.

5. Aloe Vera
Toma una hoja de esta planta y extrae el jugo, aplica directamente sobre la zona de piel irritada.

6. Pepino
Lava y corta en rodajas un pepino grande o dos pequeños. Coloca varias rodajas en la zona irritada y notarás un gran alivio.

7. Miel
Aplica con cuidado  una pequeña cantidad de miel sobre la piel enrojecida .

8. Aceite de rosa mosqueta Te ayudará a regenerar e hidratar la zona dañada de la piel. Solo tienes que aplicar unas gotas en la zona afectada y es más que suficiente.

9. Hielo
Si necesitas un alivio rápido hasta que te apliques alguno de estos remedios naturales, nada mejor que un pedacito de hielo, no lo apliques directamente, lo pones encima de una gasita y colocas en la piel irritada, notarás como la irritación baja y se aliviará el dolor porque tiene efecto analgésico.

¡Estos son solo algunos remedios caseros que puedes utilizar si notas que tu piel está muy irritada, pero si la irritación no se va o que no termina de convencerte su aspecto, lo ideal es que acudas a un dermatólogo de confianza para que te indique los mejores productos que tienes que usar, porque a veces puede llevar a algún tipo de infección posterior, así que no te la juegues!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here