Ejercicios de Kegel para hombres

Estos ejercicios pueden ser útiles para los hombres en determinadas circunstancias. Te contamos sobre ello.

 

La identificación de los músculos del suelo pélvico es fundamental para hacer los ejercicios de Kegel de forma correcta. Esto resulta muy sencillo; solo hay que detener la micción y apretar los músculos que se usan para evitar la expulsión de gases.

Con esta maniobra tan sencilla podrán detectar los tejidos involucrados. Además, si al hacerlo notan que apenas pueden contener la micción, tendrán una clara visión de la necesidad que hay de entrenamiento en esa región.

Una vez que se hayan identificado los músculos del suelo pélvico, los ejercicios pueden hacerse en cualquier postura. No obstante, lo más fácil es concretarlos tumbado.

¿Cómo se realizan los ejercicios de Kegel?

Los ejercicios de Kegel son muy sencillos de hacer y no requieren ningún tipo de aparato o implemento para su realización. Varias sesiones cortas al día ofrecen grandes resultados.

Una vez que el hombre ha localizado la musculatura del suelo pélvico, tiene que apretar (imitando el gesto que haría para contener la orina y los gases) durante unos segundos (hasta 5) y relajar. Eso ya es un ejercicio de Kegel. Lo ideal es hacer entre 10 y 20 repeticiones hasta tres o cuatro veces al día.

Además, es importante respirar normalmente, evitando contener la respiración. También es fundamental apretar con fuerza, imaginando que se eleva el músculo. Se debe evitar movilizar la musculatura de los glúteos, de los muslos o del estómago.

¿Esta práctica puede mejorar mi vida sexual?

Uno de los grandes beneficios de los ejercicios de Kegel es que pueden mejorar de forma notable la vida sexual, tanto en hombres como en mujeres. Además, ayudan en ciertos problemas de disfunción sexual masculina.

En este sentido, un estudio sugiere que los ejercicios de Kegel para hombres mejoran la función eréctil, el control de la eyaculación y la intensidad del orgasmo. En el caso de este estudio, los varones con prostatitis crónica y síndrome de dolor pélvico crónico fueron los más beneficiados.

Se está de acuerdo en recomendar los ejercicios de Kegel para hombres con problemas de disfunción eréctil. El motivo es que fortalecen el músculo bulbocavernoso, el que permite que el pene se llene de sangre durante una erección, bombee durante la eyaculación y vacíe la uretra después de orinar.

Deben realizarse con regularidad

Ya sea como prevención o como remedio, los ejercicios de Kegel tienen muchos beneficios para los hombres que los realizan con regularidad. Dada la sencillez de su ejecución y el poco tiempo que se necesita, el esfuerzo merece la pena.

Asociándolos a cualquier otra rutina establecida (como lavarse los dientes), es fácil introducirlos en la rutina diaria. Así, ayudan no solo a mejorar el control de los esfínteres, sino también a reforzar la función eréctil y prevenir la eyaculación precoz. Estos son tres problemas comunes entre la población masculina a partir de la tercera edad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here