Entre el deseo y la obsesión: explorando la basorexia

 

En el vasto mundo de las expresiones de afecto, el beso ha sido una constante a lo largo de la historia humana, un lenguaje universal que trasciende barreras culturales y geográficas. Más allá de su significado romántico, los besos desencadenan una liberación de oxitocina, la hormona del vínculo y la empatía, proporcionando una sensación de placer e intimidad. Sin embargo, entre el deseo y la obsesión, surge un fenómeno intrigante: la basorexia.

¿Qué es la Basorexia?

La basorexia, término derivado de las palabras griegas “basi” (beso) y “rexia” (hambre), describe un deseo intenso de besar, a veces rozando la obsesión. Este fenómeno puede manifestarse en diversos grados de intensidad, desde sueños despiertos con besos hasta la búsqueda constante de oportunidades para expresar afecto de esta manera.

Causas y Consecuencias

Aunque no se clasifica como una patología mental, la basorexia tiene implicaciones significativas en la salud mental y el comportamiento. Expertos sugieren que puede vincularse a una necesidad subyacente de cercanía emocional e intimidad insatisfecha. Además, se asocia con la búsqueda de liberación de dopamina, neurotransmisor ligado al placer y la recompensa, creando una especie de dependencia emocional.

Conviviendo con la Basorexia

Para aquellos que experimentan la basorexia, la gestión de este deseo puede resultar desafiante. Además de la insatisfacción, la sociedad y sus tabúes pueden provocar sentimientos de culpa o vergüenza. La comunicación abierta con la pareja y el entorno es esencial, reconociendo la existencia de la condición y expresando las necesidades de ambas partes.

Explorar formas alternativas de afecto físico, como abrazos, caricias y tomarse de las manos, puede ofrecer una sensación de intimidad más allá del beso. Ampliar el espectro de demostraciones afectivas permite a quienes padecen basorexia vivir con sus deseos de manera respetuosa y satisfactoria para todos los involucrados.

En última instancia, entender la basorexia como un fenómeno complejo ayuda a destigmatizar este deseo y promover un diálogo abierto sobre las diversas formas de expresar y recibir afecto en las relaciones humanas. La aceptación y la comunicación son clave para construir relaciones saludables y comprensivas en un mundo donde la diversidad de expresiones de amor es tan amplia como la propia humanidad.

Matias D.
Matias D.
Diseñador gráfico neto. Amante de los video juegos y de las largas horas de caminata.

Filtran video de ex jugador de rugby ‘dandole una mano’ a su compañero

 El ex jugador de fútbol Tom Garratt ha sido noticias estos días cuando se filtraron en las redes sociales un video donde se lo...

¿Crecen los penes? Nuevo estudio sugiere un aumento en su tamaño promedio

 Un reciente estudio llevado a cabo por investigadores de la Facultad de Medicina de Stanford ha arrojado resultados sorprendentes: el tamaño promedio del pene...

Lanzan tráiler de ‘Dead Hot, la nueva serie de comedia queer de Prime Video

 La plataforma de streaming Prime Video ha desvelado el tráiler de su próxima serie original de comedia queer, "Dead Hot", protagonizada por los talentosos...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí