Por qué las series adolescentes LGTBIQ+ son tan necesarias para los adultos queer

 

En los últimos años, hemos sido testigos de un aumento de la representación LGTBIQ+ en el contenido audiovisual que consumimos. Según el estudio anual Where we are on TV de GLAAD, en la temporada 2022-2023, el 10,6% de los personajes en las series de televisión eran LGTBIQ+. Y, aunque esto aún no es un reflejo fiel de la verdadera presencia del colectivo queer en la sociedad, supone un gran avance, teniendo en cuenta que en 2011-2012 tan solo suponían un 2,9%.

La realidad es que ya no solo se ven personajes pertenecientes al colectivo en pantalla, sino que, por fin, se cuentan sus historias. Su papel ya no se relega el estereotípico mejor amigo gay cuya trama se limita a aconsejar a la protagonista, sino que por fin vemos a personas con distintas sexualidades y género adentrándose en la adolescencia, intentando encontrar su identidad propia, descubriendo el amor, las relaciones y el sexo.

Esto no hace más que normalizar (por fin) la diversidad de las personas, además de representar cuál es la verdadera experiencia de las personas jóvenes queer. La mayoría de estas series y películas, como Hearstopper, Love, Simon o Rojo, blanco y sangre azul están dirigidas a adolescentes y jóvenes adultos, aunque lo cierto es que está cautivando a personas de todas las edades, y teniendo un efecto incluso en adultos más mayores, pero, ¿por qué?

Si nos fijamos bien, tiene sentido que una gran parte de los consumidores del audiovisual LGTBIQ+ actual esté compuesto por adultos. Además, está demostrado que estas series, películas o, a veces, incluso libros, puedan causar emociones contradictorias en ellos.

La mayoría se sienten felices, entusiasmados de que el mundo real por fin se vea representado de manera fiel en pantalla y que, además, ahora los jóvenes queer por fin puedan verse reflejados en personajes principales.

Pero, al mismo tiempo, en muchos puede resurgir un sentimiento de dolor e, incluso de duelo. Duelo por la falta de oportunidades que tuvieron en su juventud, por no haber tenido acceso a estas historias que ahora ayudan a jóvenes de todo el mundo a determinar su identidad.

Y, sobre todo, duelo por no haber tenido la opción de vivir esa adolescencia queer que viven los personajes de la televisión por haber nacido en una sociedad menos tolerante y menos abierta.

Relaciones románticas de forma pública, salir del armario y tener apoyo al hacerlo, tener acceso a información a la hora de tener las primeras relaciones sexuales y, en definitiva, vivir los primeros amores y los primeros corazones rotos sin miedo, sin necesidad de esconderse. Son tan solo algunas de las vivencias de las que estos adultos se vieron privados.

La realidad es que, quienes ahora son adultos queer un día fueron adolescentes que no pudieron mostrar la verdadera versión de sí mismos, en muchos casos, ni siquiera a las personas más importantes de su vida.

Pero no todo tiene por qué ser triste, ni negativo. Muchos psicólogos y terapeutas hablan sobre cómo consumir este tipo de contenido, sea de la forma que sea, puede ayudarles a sanar heridas del pasado.

La homofobia puede causar en las personas que la han sufrido un sentimiento de vergüenza interiorizado del que, a veces, ni siquiera son conscientes. Por ello, al ver estas series o películas, pueden responder de manera automática de dos formas: como su versión adulta actual (sintiendo duelo y dolor, pero también entusiasmo) y como su versión adolescente (con deseo, nostalgia o envidia).

Muchos psicólogos recomiendan hacer un ejercicio: invitar a la versión de sí mismos de cuando eran jóvenes a ver este contenido con ellos. Sí, puede sonar extraño, pero simplemente se trata de dejarse sentir, y de expresarlo. Consiste en reconocer que esas eran las historias que les faltaban en su juventud, cuando estaban creciendo y aún no sabían nada, que esos personajes eran los que necesitaban para sentirse mejor, para saber que no había nada de malo en ser como eran.

Como adultos que aún están intentando sanar las heridas de esos adolescentes navegando a la deriva en un mundo anti-queer, es necesario darle la oportunidad al niño interior que llevan dentro de procesar todos esos sentimientos y de que sepan que ahora, por fin, pueden vivir la vida sin ese miedo a ser aceptados. Y, aunque aún quede mucho por hacer, al menos, ahora hay razones por las que creer en una sociedad mejor.

Fabian S.
Fabian S.https://lgcba.com
CEO y fundador de LGCBA.com. Me interesa todo lo relacionado a recursos humanos, el turismo y el marketing digital. Soy Consultor de Social Media con experiencia en diversas plataformas de comunicación digital. Consultor / asesor en proyectos apuntados al segmento LGTTB

Estudio revela sorprendentes hallazgos sobre el uso de PrEP

 El aumento del uso de la profilaxis preexposición (PrEP) entre hombres homosexuales ha sido un avance significativo en la lucha contra el VIH en...

Guía completa para explorar relaciones no-monógamas

 Cada vez más personas están explorando la no monogamia como una forma alternativa de relacionarse, pero abrir una relación y mantenerla puede ser un...

5 Razones por las cuales necesitas reír más durante el sexo

 En un mundo donde el sexo a menudo se aborda con seriedad, es importante recordar la importancia de la risa y la alegría en...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí