Reabren tesoro arqueológico que guarda secretos sobre el sexo gay en la Antigua Roma

 

La extensa colección de murales de la casa incluye mucho arte erótico. Pero mientras algunos comentaristas han afirmado que los dueños originales de la casa estaban preocupados por el sexo o incluso por administrar un burdel, un historiador romano gay ha dicho que esas afirmaciones muestran un malentendido sobre el papel que jugaba el sexo queer en la antigua Roma.

La casa fue construida originalmente para dos esclavos varones liberados que probablemente eran propiedad del mismo amo. Estos hombres se hicieron ricos vendiendo vino, y su ahora famosa casa incluía numerosas escenas de sexo y mitología, pintadas sobre yeso húmedo y conservadas en cera.

El Monte Vesubio enterró la casa en cenizas volcánicas en el año 79 d. C., pero desde entonces ha sido restaurada, brindando a los fanáticos de la historia del arte una cápsula del tiempo de la rica vida social romana.

La entrada de la casa incluye una pintura de Príapo, el dios de la fertilidad y la abundancia, mostrando un miembro tan largo y grueso como su brazo descansando sobre una balanza, equilibrada por una bolsa llena de dinero. Otras escenas muestran a diferentes parejas teniendo sexo.

João Florêncio, un investigador gay que examina las representaciones visuales de las culturas sexuales a lo largo de la historia, dice que es un error asumir que los hombres romanos se parecían a los hombres homosexuales de hoy en día solo porque poseían el arte de un dios bien dotado y el hecho de que a menudo, tenían relaciones sexuales con otros hombres.

“Las relaciones entre personas del mismo sexo entre los romanos se vivían y se pensaban de maneras muy diferentes a las nuestras”, escribió Florêncio en un artículo reciente sobre la reapertura de la Casa de los Vettii.

“La sexualidad romana no se enmarcaba en términos del género de las parejas sino en términos de poder”, añadió. “Un hombre adulto libre podría tener relaciones sexuales como activo con cualquier persona de un estatus social más bajo, incluidas mujeres o esclavas, o también hombres de menor estatus social”.

El investigador dijo que la evidencia de relaciones sexuales entre personas del mismo sexo se ha conservado en los artefactos y grafitis sexualmente explícitos de Pompeya, pero gran parte de esta evidencia ha sido purificada por la cultura moderna dominante. Muchos de estos artefactos fueron designados como «pornografía» y trasladados a «museos secretos» a principios del siglo XIX.

Si bien es probable que un hombre moderno no muestre la imagen de un hombre bien dotado en su hogar a menos que sea gay, Florêncio señala que la imaginería fálica en la cultura romana estaba asociada con el machismo. Algunos hombres podrían haber deseado el gran miembro de Priapus por ejemplo.

Florêncio también señaló que, si bien algunos historiadores creen que la casa también funcionaba como burdel, él dijo que las imágenes sexuales podrían haber funcionado simplemente como símbolos domésticos de poder, riqueza y cultura, especialmente porque el sexo no era un tabú en la cultura romana. De hecho, las imágenes de sexo estaban «en todas partes en Roma, incluso en las artes literarias y visuales», escribe.

Matias D.
Matias D.
Diseñador gráfico neto. Amante de los video juegos y de las largas horas de caminata.

Estudio revela sorprendentes hallazgos sobre el uso de PrEP

 El aumento del uso de la profilaxis preexposición (PrEP) entre hombres homosexuales ha sido un avance significativo en la lucha contra el VIH en...

Guía completa para explorar relaciones no-monógamas

 Cada vez más personas están explorando la no monogamia como una forma alternativa de relacionarse, pero abrir una relación y mantenerla puede ser un...

5 Razones por las cuales necesitas reír más durante el sexo

 En un mundo donde el sexo a menudo se aborda con seriedad, es importante recordar la importancia de la risa y la alegría en...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí