¿Por qué somos adictos al amor? La teoría de varios filósofos

 

Ser adictos al amor es una sensación que todos conocemos muy bien. Sea por una razón o por otra, es probable que en más de una ocasión hayamos sentido esa intensidad de querer ver a una persona una y otra vez o también esa fuerte sensación de vacío cuando no estamos juntos. Sí, casi como si se tratara de una droga.

Y es que en realidad, se trata de una droga. Cuando estamos enamorados de alguien (que esto lo puedes saber si identificas alguna de estas señales), nuestro cerebro libera químicos que nos hacen sentir bien como son la dopamina, oxitocina, adrenalina o vasopresina. Muy parecidas a los efectos que tiene en nuestro cuerpo el uso de sustancias como la cocaína, así como lo lees.

Motivos fisiológicos

Entonces, no es de sorprendernos que seamos un poco (o bastante) adictos al amor, pues literalmente en nuestro cuerpo se genera una dependencia al bienestar que cierta persona puede estar provocando en nuestra mente. Y por eso a veces es tan difícil separarse de alguien o pasar mucho tiempo soltero.

Sin embargo, incluso dentro de las relaciones donde las personas han trabajado mucho en sí mismas y están listas para dar lo mejor de sí, podemos encontrar casos en los que los celos, la inseguridad y la ausencia siguen presentes, entonces ¿por qué seguir siendo tan adictos al amor?

Como decíamos, existen motivos que van más allá de lo fisiológico, aunque esto sea uno de los principales detonadores de nuestra pasión por estar enamorados. Y es aquí donde varios pensadores y filósofos han dedicado parte de su trabajo a comprender el porqué de nuestra adicción al amor.

El amor nos complementa – Platón

El filósofo girego pensaba que necesitamos amar para sentirnos completos. En sus ideas se encuentra la propuesta mitológica de que el ser humano en un inicio era un ente de cuatro piernas y cuatro brazos, que fue dividido a la mitad y que desde entonces se encuentra en la búsqueda de su complemento, siendo esa su definición del amor.

El amor nos engaña para tener hijos – Schopenhauer

En un tono mucho menos romántico, el filósofo alemán Schopenhauer pensaba que el amor es solo un engaño de la mente para satisfacer la necesidad de nuestros cuerpos por tener hijos, creando la ilusión del enamoramiento con tal de darle sentido a esto. Es decir, lo que en realidad es una necesidad biológica, se convertía en un sentido espiritual para que las personas pudieran justificarla.

El amor es una escapatoria para la soledad – Russell

El filósofo británico Bertrand Russell, ganador del premio Nobel, al igual que varios pensadores interesantes en nuestros tiempos, creía que el amor era una herramienta para que los humanos pudieran protegerse del miedo que llega a provocar el mundo exterior. Por ejemplo, ese efecto que nos produce el poder mirar el celular por horas cuando queremos evitar alguna situación que nos preocupa en el mundo exterior, podría ser equivalente al tener una pareja que nos ayuda a sentirnos más tranquilos ante las amenazas del mundo.

Aunque quizá no exista una teoría exacta sobre por qué somos adictos al amor, lo cierto es que este fenómeno siempre va a implicar una serie de emociones que debemos aprender a navegar con respeto y sabiduría.

Fabian S.
Fabian S.https://lgcba.com
CEO y fundador de LGCBA.com. Me interesa todo lo relacionado a recursos humanos, el turismo y el marketing digital. Soy Consultor de Social Media con experiencia en diversas plataformas de comunicación digital. Consultor / asesor en proyectos apuntados al segmento LGTTB

Lo que “se come” la China

 El joven cantante Lauty Gram ha vuelto a captar la atención en sus redes sociales, esta vez con una picante publicación en la que...

Gobierno de Perú clasifica a la comunidad trans como enfermos mentales

 El Gobierno de Perú ha aprobado un decreto que clasifica el "transexualismo", el "transvestismo de rol dual" y los "trastornos de la identidad de...

¿Qué es el queerbaiting?

 Quienes se identifican como parte del espectro LGBTQ+ saben lo desafiante que es mantener esa identidad. Buscamos representación en las personas que nos rodean,...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí