Convencimiento no es consentimiento

La libertad de ejercer tu sexualidad

 

Sabemos que el sexo es una forma de conexión entre dos personas; que deriva de la atracción psicoafectiva. Sin embargo, existen factores que van más allá del encuentro en sí, tales como: la comunicación, el consenso y los límites de cada persona; fundamentales para tener una experiencia grata y saludable entre ambas partes.

De acuerdo con una investigación realizada a más de cuatro millones de personas alrededor del mundo, hecha por la empresa líder en productos de carácter erótico Plátanomelón, en colaboración con la Dra. Paulina Millán, directora de investigación en el Instituto Mexicano de Sexología, existen datos interesantes respecto a ese tema, siendo algunos un incentivo para reflexionar sobre tu vida sexual en pareja.

Uno de los datos que hace espacio en la conversación, es que el 9.5% manifestó preferir tener sexo con su pareja para evitar una discusión respecto a los motivos por los cuales no tenian “ganas” de mantener un encuentro sexual en ese momento. Esto sin duda, es una situación sumamente lamentable, sobre todo, considerando la libertad que tiene cada persona para ejercer su sexualidad en el momento en que se sienta cómoda y plenamente dispuesta.

Somos conscientes que la educación sexual juega un papel vital en nuestro desarrollo, por esta razón, es preocupante que en la actualidad, el 35% del aprendizaje que existe sobre sexo es gracias a Internet, lo que desafortunadamente permite diversas concepciones sexuales distorsionadas. Este porcentaje supera por mucho el 5% de personas que manifestaron que aprenden sobre sexo en su casa y también aquellos que lo aprenden en la escuela, los cuales solo fueron el 11%, dejando un gran espacio para la desinformación, que sabemos, puede configurar una serie de factores negativos durante el sexo.

Uno de los cuestionamientos más relevantes a los participantes del test, tiene que ver con el consentimiento y la importancia de saber decir “no”, rompiendo con estereotipos, paradigmas y malas creencias, como el hecho de que a las mujeres se les debe convencer para tener sexo y que los hombres no pueden decir no, si es que no se sienten cómodos para dar el siguiente paso en ese momento. Cabe destacar, que parte del buen sexo siempre está relacionado los acuerdos entre los participantes, respetando los límites establecidos por el otro y si así lo desean, explorando la creatividad durante el encuentro.

Asimismo, considera que cualquiera de los estereotipos ya impuestos socialmente alrededor del sexo, solo castigan tanto a hombres como a mujeres, por eso la importancia de no perder de vista estos puntos, así como poner sobre la mesa lo relevante que es comunicarte con tu pareja de forma libre, manifestando lo que te gusta y lo que no, así como el derecho que tienes siempre a negarte a intimar sin ser juzgado, presionado y sobre todo, sin sentirte culpable por no estar conectando sexualmente con tu pareja en ese momento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí