Rusia perseguirá cualquier manifestación gay

Líder ortodoxo justifica la guerra de Ucrania porque quería entrar en el club de los países con desfiles gays

 

La conversión de Rusia en una dictadura fundamentalista cristiana se acelera. El presidente Vladimir Putin, jaleado por su aliado, el líder de la Iglesia ortodoxa rusa, Kiril I, planean que a partir de otoño se aplique una nueva “ley de propaganda gay”, para perseguir cualquier expresión de afecto o manifestación o apoyo, ya sea en la calle, en los centros educativos, en los medios de comunicación o en las redes sociales.

Legisladores de su partido, que controlan el Parlamento e impulsan todas las leyes que ordena el dictador ruso, anunciaron que la actual ley, con la que supuestamente se intenta evitar que los niños “entren en contacto con pederastas”, han propuesto ampliar la llamada ley de “propaganda gay” para incluir también a adultos.

La llamada Ley contra la propaganda homosexual fue aprobada en 2013 para prohibir que se hablase del colectivo delante de menores, ya sea desde escenas de películas a meras conversaciones. “Solo se aplicaba a niños. Por supuesto, esto no es suficiente”, declaró el jefe del comité para la Política Informativa de la Duma, Alexandr Jinshtein.

“Proponemos extender la prohibición de dicha propaganda a todas las edades, en medios de comunicación, fuera y dentro de internet, y en redes sociales, y establecer una sanción administrativa por esta propaganda”, declaró el censor ruso. “Se prohibirá la difusión de cualquier tipo de perversión, promoción de la pedofilia e información que demuestre relaciones sexuales no tradicionales”, señaló.

Además, anunció que ha abierto una encuesta para pedir más recomendaciones a los ciudadanos con las que perseguir al colectivo: “Considero esta tarea extremadamente importante; no solo como presidente de un comité relevante de la Duma, sino también como padre de dos hijos”.

Multas impagables

La Fundación Esfera, una ONG que agrupa la red de asociaciones LGTBI+ en Rusia, denunció en su página web que la reforma podría implicar multas de hasta 500 mil rublos (8 mil dólares) para individuos, o 10 millones para entidades legales (160 mil dólares), cuya actividad podría ser suspendida.

Día de la familia y la fidelidad

Por su parte, el portavoz de la Cámara baja, Viacheslav Volodin, quien, también a petición de Putin declaró el pasado 8 de julio nuevo festivo oficial: Día de la familia, el amor y la fidelidad, mostró su satisfacción del alejamiento de Rusia de Occidente.

“Con la salida [de Rusia] del Consejo de Europa, las exigencias para legalizar los matrimonios entre personas del mismo sexo se han convertido en cosa del pasado. Los intentos de imponer valores ajenos a nuestra sociedad han fracasado”, escribió.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí