¿Los médicos recetan vibradores? ¡Entérate por qué!

De acuerdo con un estudio el uso de vibradores tiene beneficios potenciales para el suelo pélvico, abriendo la posibilidad potencial en el uso de estas herramientas, inspiradas en el placer, pero con un amplio panorama de beneficios en temas de salud

 

A lo largo del tiempo, los complejos y prejuicios en el uso de vibradores y otros juguetes de carácter sexual han ido disminuyendo, y con ello, cada vez más personas los han incluido dentro de su vida sexual, trayendo múltiples beneficios, incluidos temas de salud.

De acuerdo con The Journal of Urology, por medio de un estudio se llegaron a diversas conclusiones en el uso de vibradores, entre ellas los beneficios potenciales para el suelo pélvico, abriendo la posibilidad potencial en el uso de estas herramientas, inspiradas en el placer, pero con un amplio panorama de beneficios en temas de salud, esto para que sean recomendados de manera cotidiana por los médicos.

Cabe mencionar, que este no es el primer acercamiento a los vibradores como auxiliares en temas médicos. Cerca del año 1900, los doctores llegaron a recetar el uso de estos objetos a muchísimas mujeres con el fin de tratar la “histeria”, aunque con el paso de los años, se dieron cuenta que solo eran problemas de índole sexual o problemas relacionados con la salud mental. En aquel momento, los vibradores parecían un electrodoméstico típico y sin duda, funcionaba como un apoyo frente a la falta de sexo durante el matrimonio.

Más allá del uso que particularmente algunas personas le dan a los vibradores, antes y ahora, ya sea personal o en pareja, en el libre ejercicio del sexo, estudios han calificado a estos dispositivos como excelentes auxiliares terapéuticos con potencial para ofrecer mejoras en la salud física y sexual. Como ya habíamos comentado, ayudan al fortalecimiento del piso pélvico, lo que puede resultar eventualmente en una intensificación del placer durante el sexo.

También, pueden ser un gran apoyo para la disminución de tiempo en el que se consiguen los orgasmos; para un mejoramiento en temas de incontinencia, y, en el caso de las mujeres, ayuda a la reducción en la “vulvodinia”, el cual es un dolor crónico que rodea la abertura de la vagina. Además, el uso de estos dispositivos, puede ayudar a dormir mejor y disminuir el estrés, pues después de conseguir un orgasmo, se libera prolactina, hormona que ayuda a inducir el sueño, esto eventualmente será de gran ayuda para sentirte tranquilo y descansado.

Actualmente, dentro de la industria de los juguetes sexuales, especialmente vibradores, existe un sinfín de formas, tamaños, colores, texturas y materiales, que combinados, hacen del ejercicio sexual una mejor experiencia. Recuerda que estos “juguetes”, pueden ser elegidos acorde a la personalidad y las preferencias de cada persona, configurando un panorama más diverso e inclusivo, acompañado de una perspectiva más tolerante y abierta para quien hace uso de ellos.

Ahora más que nunca, tienes un pretexto perfecto para introducir estos dispositivos a tu vida, no solo porque el doctor los recomiende por sus múltiples beneficios en tu salud física y mental, sino por lo mucho que pueden aportar a tu vida sexual desde el aspecto “recreativo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí