En Madrid lanzan el primer club de masturbación

Para poder entrar a este club existe una mensualidad y unas reglas de comportamiento.

 

‘Pajas entre colegas’ es el nombre del local que llegó a Madrid, España, para ofrecer sesiones de masturbación con una duración de 3 horas en las que entran hasta 70 hombres.

Esta iniciativa ya existía en Estados Unidos. Según el diario ‘El País’, un hombre llamado Nacho G decidió llevarlo a la capital española.

Para poder entrar a este club existe una mensualidad y también unas reglas de comportamiento. El pago es de 20 euros al mes o 235 euros anuales

Para definir los precios y las normas que se aplicaron para el club ‘Pajas entre colegas’, Nacho recibió los consejos de Paul Rosenberg, el fundador de ‘Rain City Jacks’, el club de masturbación que se encuentra en Seattle.

Las dinámicas que deben ser cumplidas se resumen en frases cortas pero precisas. “No lips under the hips” o “nada de labios pasadas las caderas”, lo cual implica que no se permite el sexo oral y “Nothing goes inside anybody’s anything”, es decir, “nada va dentro de nada de nadie”, es decir, tampoco se permite el sexo anal o ningún tipo de penetración.

Lo que sí se permite son los besos entre las personas o masturbar a alguien más, con el debido consentimiento.

Sin embargo, el color de la manilla que utilizan al entrar al club le permite conocer a los demás si desea ser tocado o no.

Nacho mencionó que “entre orgasmo y orgasmo siempre se charla, como si fuésemos viejos amigos, sin malos rollos. Sin vergüenza”. Además, comentó que su club es frecuentado tanto por hombres heterosexuales como homosexuales.

Nacho es un hombre heterosexual que, justamente, busca eliminar la vergüenza que existe entre hombres por medio de su club.

“Muchos hombres que vienen a nuestros eventos están casados o con novia y son felices con sus parejas. A mi juicio lo que buscan es lo que yo llamo la hermandad fálica. Esto no es nada nuevo, es perenne y universal, al igual que la masturbación masculina», le comentó al citado diario.

Además, para los hombres homosexuales también puede ser una manera más segura de conocer a una pareja.

“Los clubes de masturbación eliminan esos torpes procesos que las opciones fáciles de las apps para tener sexo dejan sin respuesta. No hay necesidad de acordar un momento o un lugar, solo se trata de analizar quién tiene sitio o, sencillamente, si serás compatible con la otra persona”, comentó Rosenberg

¿Cómo han reaccionado las personas?

Los ataques homofóbicos al club en redes sociales no tardaron en llegar. Muchos hombres heterosexuales no pueden comprender por qué esto es una práctica que no tiene nada que ver con ser homosexual, como también quienes no entienden que ser homosexual necesariamente no implica gustar de este tipo de prácticas.

Sin embargo, también hay otras personas que lo ven como una iniciativa interesante.

Nacho, por su parte, únicamente invita a liberarse de los tabúes y abrirse a una experiencia que, en sus palabras: “Ha sido una revelación para muchos de nosotros, especialmente porque no necesitamos ser normativamente bellos, dotados o musculosos para compartir el placer”, sin pensar que esto les quita la hombría.

2 COMENTARIOS

  1. Buenas Tardes/noches, muchas gracias por haceros eco y dar a conocer el primer club de pajas de España.
    A pesar de ser la práctica sexual más común, la masturbación sigue siendo un tema tabú en nuestra sociedad. Aunque se han desmentido científicamente, esta práctica sigue estando rodeada de mitos. Todavía hoy hay personas que consideran el auto-placer una práctica contraria a la naturaleza y una forma de auto-abuso.
    Este mes de mayo no solo celebramos el mes de la masturbación, sino sobre todo a la Dra. Joyce Elders, quien nunca ha tenido miedo de luchar por una sexualidad positiva y saludable, y a ella le debemos la celebración del mes.
    Saludos
    Nacho G

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí