El ‘hombre dragón’ ahora quiere quitarse algo más

Tiamat Legion Medusa tiene 60 años y se ha extirpado las orejas y dividido la lengua en dos

 

Tiamat Legion Medusa, es un hombre de 60 años, de Texas (EE UU), que ha gastado más de 70.000 euros en cirugías de modificación, incluida la extirpación de las orejas, la división de la lengua, la castración e innumerables tatuajes. Su objetivo, convertirse en un auténtico ‘hombre dragón’. Para completar su transformación solo le falta quitarse el pene.

Legion, cuyo nombre de nacimiento es Richard Hernandez, dice que su amor por las modificaciones corporales extremas comenzó después de un sueño en la década de 1980 sobre una mordedura de serpiente, que creen que le convirtió en un ‘reptoide’.

Legion, que trabajaba en un banco, dijo: «(En el sueño) me encontré rodeado de serpientes, de todos los colores y las serpientes me estaban mordiendo y tenía mucho miedo, pero mientras el sueño continuaba y ellos seguía mordiéndome, podía ver que no me lastimaban ni ellos ni sus mordiscos. Fue cuando me di cuenta de esto cuando mi miedo comenzó a remitir y me sentí seguro y en paz y no tenía miedo de las serpientes, y entonces me desperté».

«Era un presagio de que yo era uno de ellos, una señal de cosas que ven en mi vida. Hoy creo que cuando esas serpientes me mordían en mi sueño que en efecto me estaban inyectando su veneno como una forma de darme ese veneno haciéndome como ellas, por eso hoy soy un dragón escupidor de veneno, como opuesto a ser un dragón que escupe fuego como muchas personas asumen incorrectamente».

Legion ha solicitado con éxito a un tribunal que su marcador de género se cambie a no binario en su certificado de nacimiento. «Estoy eliminando partes de mí mismo que me ofenden, incluidos algunos de mis atributos físicos y también cómo vivo mi vida hoy como criatura que es en parte humana y en parte reptil», dice.

«Habiendo estado en el infierno y de regreso, habiendo soportado tanta crueldad a manos de los humanos, convertirme en algo de otra especie es mi propia forma de lidiar con el dolor y la angustia espiritual, emocional y psicológica que sigue atormentándome a lo largo de mi vida«, añade.

«Creo que soy un reptil de la vida real y verdadera, una criatura mitad humano mitad reptil», dijo Legion, que actualmente trabaja como artista escénico. «Puedo lidiar con ser en parte humano, siempre y cuando también sea en parte reptil porque, al ser una transespecie, dejar de ser ‘solo humano’ me da una paz que sobrepasa todo entendimiento», dice.

Legion cree que finalmente habrá terminado con su transformación para el 2025, momento en el que espera estar completamente feliz con su apariencia. «Tengo gustos particulares en los hombres, y me refiero a los hombres humanos, pero mi mayor deseo y esperanza es conocer a un compañero ‘reptoide’ para que podamos ser una pareja perfecta», dice.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí