Príncipe Harry continuará con el trabajo de Diana sobre el VIH

El propio príncipe se sometió a una prueba de VIH en el año 2016, lo que provocó un aumento del 500 % en las solicitudes de pruebas en el Reino Unido.

 

El príncipe Harry dijo el 10 de febrero que continuará con el trabajo de su difunta madre, la princesa Diana, en la lucha contra el VIH y el estigma que lo rodea. La declaración se hizo durante una videoconferencia de 30 minutos con el jugador de rugby Gareth Thomas, quien declaró en 2019 que está viviendo con el virus.

“El trabajo de mi madre está inconcluso. Me siento obligado a tratar de continuar con esto el mayor tiempo posible. Nunca podría, ya sabes, tomar su lugar, especialmente en este espacio en particular…” , dijo el Príncipe de Inglaterra.

La Organización Mundial de la Salud estima que había alrededor de 38 millones de personas que vivían con el VIH a fines de 2020, y que las muertes por complicaciones causadas por el SIDA han matado a más de 36 millones de personas desde el comienzo de la pandemia en 1980.

El propio príncipe se sometió a una prueba de VIH en el año 2016, lo que provocó un aumento del 500 % en las solicitudes de pruebas de una organización benéfica. Sin embargo, durante la pandemia de covid-19 , las pruebas se han reducido en un 30 %.

La princesa Diana , por otro lado, es bien recordada por estrechar la mano de pacientes con VIH en un hospital de Londres en 1987, una acción que repercutió en todo el mundo contra el estigma que rodea a las personas que viven con el virus.

En ese momento, no había tantos recursos para el tratamiento o información sobre las formas de transmisión y prevención, y el prejuicio contra las personas seropositivas era alto, y había una asociación directa entre “ser homosexual” y “tener VIH”.

En este contexto, la princesa Diana decidió abrir la primera clínica en el Reino Unido en 1987 dedicada exclusivamente al tratamiento de personas que viven con el VIH y el SIDA. En su momento, la prensa local cuestionó la posibilidad de que usara guantes para “protegerse de ser contaminada” el día inaugural, pero acudió sin guantes, y los apretones de manos fueron “un hito” en la lucha contra los prejuicios contra los portadores del VIH.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí