Ellos son Alex y Eigil, la primera pareja gay en casarse en la historia

La pareja danesa forma parte de la historia por su activismo y por convertirse en el primer matrimonio legal de la cultura occidental

 

El 7 de junio de 1989 es un día histórico para las disidencias sexuales y sus derechos civiles: esa jornada se publicó un documento en Dinamarca firmado por la mísmisma Margarita II en la que se aprobaba por ella y el parlamento danés la unión entre parejas del mismo sexo.

“Dos personas del mismo sexo pueden registrar su unión estable“, garantizaba el primer artículo de la Ley que marcó un antes y un después para el resto del mundo que observaba, algunos con escándalo, pero otros con esperanza.

La primera pareja que usó por primera vez ese derecho llevaba conviviendo cuarenta años y era bastante conocida entre la comunidad LGBTIQ+: se trataba de los activistas Axel Lundahl-Madsen y Eigil Eskildsen que, de manera simbólica y como manifestación de su activismo, adoptaron el apellido Axgil, una invención que resultó de la unión de sus nombres.

Hasta el final de ese año, 270 hombres gays y 70 mujeres lesbianas registraron sus uniones civiles en Dinamarca. “No habíamos ni siquiera imaginado que llegaríamos tan lejos“, dijeron en su momento los activistas tras la ceremonia, recoge la BBC. “Mantengan las mentes abiertas. Vengan y continúen luchando. Es la única manera de cambiar las cosas. Si las personas salen del armario, este tipo de legalización va a ocurrir en todas partes”.

Ellos aparecen en la Enciclopedia Británica con el honor de ser los primeros humanos del mismo sexo en “casarse” y según la cronología de la organización LGBT Danmark, la legalización de la unión civil homosexual fue resultado de “décadas de militancia” y sirvió para “inspirar y motivar la adopción” de leyes similares en otros países.

Incluso , inspirado por la Declaración Universal de los Derechos Humanos, adoptada por las Naciones Unidas en diciembre de 1948, Axel se comprometió a crear una organización de defensa y reivindicación de los derechos para gays, lesbianas y bisexuales, naciendo Kredsen af 1948, un círculo de apoyo que en 1951 ya congregaba a 1.339 miembros en Dinamarca, Noruega y Suecia.

“Con el final de la Segunda Guerra Mundial, el foco se puso en los valores y derechos democráticos“, contextualiza LGBT Danmark, el nombre actual de la organización desde 1985, para el portal británico. “Los homosexuales empezaron organizarse. Al contrario de otros grupos que fueron perseguidos durante la guerra, los homosexuales no fueron incluidos en la Declaración de los Derechos Humanos de 1948”.

Axel conoció a Eigil en un encuentro del grupo activista en 1949. Y ya nunca más se separarían. De ellos nació un diario con contenido destinado a la comunidad gay, el Vennen (“Amigo”, en español) y también crearon una agencia de modelos y una empresa de fotografía, ambas especializadas en temática gay. Para el 55 fueron detenidos por la publicación de fotos de hombres desnudos y según declararon autoridades danesas en la época, el material, “aunque no obsceno, podría ser considerado especulación comercial con intenciones sensuales”.

Eigil murió en septiembre de 1995, con 73 años. Axel siguió siendo una voz influyente entre los activistas LGBT hasta su muerte, en octubre de 2011, a los 96 años. En 2013, fue aclamado póstumamente por la organización Equality Forum como uno de los 31 íconos mundiales LGBT.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí