Científicos detectan la supresión del virus VIH

El tratamiento y seguimiento de 2 pacientes que suspendieron el tratamiento formó parte de una investigación de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de EEUU.

 

Frente a uno de los objetivos más interesantes de la ciencia de las últimas décadas, un grupo integrado por más de una docena de científicos del Laboratorio de Inmunorregulación del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, acaba de obtener una revelación que podría significar un cambio de paradigma para muchos de los portadores de VIH

Los investigadores confirmaron que dos adultos con el virus pudieron controlar sus cargas virales incluso después de dejar de tomar medicamentos, tal como publicaron en un reciente estudio en la revista especializada Nature. La investigación fue dirigida por Tae-Wook Chun, Ph.D., jefe de la Sección de Inmunovirología del VIH en el Laboratorio de Inmunorregulación del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID), parte de los Institutos Nacionales de Salud (NIH); y por Anthony S. Fauci, MD, director del NIAID y jefe del Laboratorio de Inmunorregulación.

Los pacientes, que habían estado en tratamientos contra el VIH durante varios años, desarrollaron células inmunitarias específicas del VIH que pudieron matar a las infectadas por el virus.

Los expertos advierten que podría haber peligros de “superinfección” del VIH cuando una persona contrae una nueva cepa del VIH, que puede permanecer junto con la cepa original del virus.

Por lo general, cuando una persona da positivo en la prueba del VIH y se somete a tratamientos efectivos se reduce el nivel de VIH en la sangre. Cuando los niveles son extremadamente bajos, por inferiores a 200 copias de VIH/ml de sangre, los médicos consideran que el virus es indetectable. En esa etapa, el VIH no se puede transmitir sexualmente. Sin embargo, esto hoy significa que los pacientes con VIH deben seguir recibiendo terapia antirretroviral (TAR) de por vida que puede causar algunos efectos secundarios como fatiga, aumento de peso y pérdida de densidad ósea.

En el estudio, los investigadores monitorearon a dos adultos que comenzaron el TAR poco después de adquirir el virus y continuaron con el tratamiento durante más de seis años, hasta que la carga viral se volvió indetectable. Cuando los pacientes dejaron de tomar su medicación, los investigadores monitorearon el momento y el tamaño de los rebotes virales, tan pronto como la cantidad de VIH en la sangre se volvió indetectable.

Un paciente pudo suprimir el virus con rebotes intermitentes durante casi tres años y medio, momento en el que comenzó a tomar TAR de nuevo sin decírselo a los otros investigadores. El otro paciente pudo suprimir completamente el VIH durante casi cuatro años sin medicación, momento en el que el virus se recuperó drásticamente porque el individuo se infectó con una nueva cepa del VIH: una superinfección.

En el primer participante, los científicos encontraron altos niveles de células inmunitarias específicas del VIH llamadas células T CD8 + que pueden matar las células infectadas por el virus, lo que indica que en cada persona actúan diferentes mecanismos de control.

Los investigadores también encontraron que el segundo participante, que tenía una respuesta de células T CD8 + más débil contra el VIH, tuvo una respuesta de anticuerpos neutralizantes muy fuerte durante todo el período de seguimiento hasta el repentino rebote viral.

En el primer participante, los científicos encontraron altos niveles de células inmunitarias específicas del VIH llamadas células T CD8 + que pueden matar las células infectadas por el virus, lo que indica que en cada persona actuaban diferentes mecanismos de control.

También encontraron que el segundo participante, que tenía una respuesta de células T CD8 + más débil contra el VIH, tuvo una respuesta de anticuerpos neutralizantes muy fuerte durante todo el período de seguimiento hasta el repentino rebote viral.

Los investigadores enfatizaron que para evitar la aparición de resistencia viral y prevenir una posible mala interpretación de los datos científicos en estudios como este, es importante realizar pruebas rutinarias de drogas antirretrovirales en personas con VIH que suspenden el tratamiento durante períodos prolongados. Además, los investigadores identificaron la sobreinfección por VIH como una causa potencial de un avance virológico repentino en personas con VIH que suspenden el tratamiento, especialmente cuando el avance ocurre después de un período prolongado de supresión del virus.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here