5 tips para prevenir la transmisión de hepatitis C

La hepatitis C es una enfermedad grave y crónica que se puede prevenir, por eso te compartimos los siguientes tips a considerar

 

La hepatitis C (VHC) causa severos daños al hígado, por eso es importante tener en cuenta estos tips que pueden ayudar a prevenir esta enfermedad crónica. Es fundamental recordar que, de acuerdo con las y los especialistas, la hepatitis C «no se distingue clínicamente de otras formas de hepatitis». Es decir: su sintomatología guarda semejanzas con la hepatitis A y B.

A diferencia del VHA y VHB, aún no contamos con una vacuna para el VHC. Sin embargo, la hepatitis C es prevenible. Como bien lo ha expuesto la Organización Mundial de la  Salud (OMS), el VHC no se transmite a través de la leche materna, el agua, contactos físicos (como los abrazos o besos), alimentos o bebidas. La especificidad del VHC deriva de su vía de transmisión. Esta ocurre a través de la sangre, de tipo sexual y vertical (perinatal).

Por tal motivo, se reconocen como grupos de riesgo a personas que reciben transfusiones sanguíneas o productos hemofílicos, que consumen drogas vía intravenosa, pacientes nefrológicos en hemodiálisis, receptores de órganos, personal sanitario y personas que viven con VIH. Si perteneces a alguno de estos grupos o te sientes vulnerable a la hepatitis C, estos son algunos tips que te ayudarán a prevenirla.

1. Artículos de uso personal

Aunque el VHC no se transmite por la saliva o las lágrimas, es importante tomar algunas precauciones respecto a los objetos de uso personal. Si vives con una persona que tiene hepatitis C, no es necesaria la separación de los utensilios para comer. Sin embargo, se recomienda mantener separados cepillos de dientes, colutorios bucales, hilo dental, máquina de afeitar, cortaúñas y monitores de glucosa.

2. Uso apropiado y seguro de las inyecciones

Es necesario asegurarse de que las jeringas y agujas sean nuevas y estériles. No se debe compartir el algodón; tampoco el antiséptico (por ejemplo: ni el agua ni el alcohol). Es importante limpiar el área donde se va a inyectar.

3. Sexo seguro, uno de los tips que nos ayudan a prevenir la hepatitis C

Como lo mencionamos anteriormente, el contacto sexual puede ser una vía de transmisión de la hepatitis C. Claro está que las prácticas que forman parte del sexo seguro son amplias. Van desde el acceso a la información hasta el uso sistemático del preservativo (masculino y femenino) y los chequeos clínicos de rutina.

4. Permisos sanitarios en los establecimientos

Si estás considerando hacerte un piercing, tatuaje o procedimiento de microblading, es importante que verifiques que el lugar cumpla con condiciones salubres. Anexo a asegurarte de que el material sea de uso personal, estás en el derecho de corroborar que el estudio o persona cuente con permisos sanitarios correspondientes.

5. Disminuir los riesgos de transmisión nosocomial

Cuando hablamos de transmisión nosocomial nos referimos a las posibilidades de adquirir el VHC si se trabaja en una instancia médica. Todos los hospitales están obligados a contar con protocolos de seguridad que detallen las medidas de precaución estándar y rutinarias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí