El incidente ocurrió la semana pasada. Chloe Shelton, una estudiante de segundo grado en Rejoice Christian School en Owasso, Oklahoma, le dijo a otra alumna que estaba enamorada de ella, según explicó su madre, Delanie Shelton.

Chloe fue retirada de inmediato del patio de recreo, según su madre. Las siguientes horas las pasó en la oficina del director, por lo que perdió tiempo de clase, dijo Shelton.

«Incluso antes de que me llamaran, el subdirector le dijo a Chloe que la Biblia dice que las mujeres solo pueden tener hijos con un hombre», señaló Shelton.
 «(El subdirector) me preguntó cómo me sentía acerca de que a las chicas les gusten las chicas y le dije que no veo ningún problema con eso»
, añadió.

Shelton se llevó a Chloe a casa ese día y los administradores le dijeron que no regresara el viernes, dijo.

Al día siguiente, el superintendente llamó a la madre y le informó que la escuela terminaba la «asociación» con su familia. En ese sentido, indicó, también expulsaron a su hijo de 5 años. Cuando Shelton pidió detalles, el funcionario le respondió que sus creencias no se alineaban con las de ellos, dijo.

«Me tomaron por sorpresa. Estaba enojada, herida, traicionada, triste… tantas emociones diferentes. No podía creerlo», dijo. «Le pedí (al superintendente) que tuviéramos una reunión para discutirlo y procesarlo mejor. Y él se negó, diciendo que ‘no era necesario discutir nada más’».

En una declaración a CNN, el superintendente Joel Pepin se negó a comentar públicamente sobre el caso. «Debido a la privacidad y otros factores, es política de la escuela abstenerse de comentarios públicos sobre cualquier estudiante o familia en particular», señaló.

«Inmoralidad sexual» es motivo de expulsión, dice manual de la escuela. El manual de la escuela establece que «cualquier forma de inmoralidad sexual» va en contra de sus creencias. Incluido el hecho de «profesar ser homosexual/bisexual».

Los estudiantes que no «se ajustan a los estándares e ideales del trabajo y la vida en la escuela pierden el «privilegio» de asistir, señala el manual.

Los estudiantes tampoco pueden hacer demostraciones públicas de afecto, como tomarse de la mano, abrazarse o besarse, de acuerdo al documento. El embarazo también es motivo de expulsión, aunque la estudiante puede ser «confinada en casa. De manera que los demás estudiantes no «se sienten atraídos por un mal ejemplo para hacer lo mismo».

Dejar respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí