Vittorio Rosti: el ex Pumita que venció sus miedos y salió del closet

El ex rugbier, que representó a la Selección Argentina Juvenil tres mundiales, expresó lo dificil que le resultó contar que es gay. "Sentís miedo a que te rechaceno te dejen afuera, pero me saqué un peso de encima", aseguró Vittorino.

 

Vittorio Rosti fue un rugbier que jugó tres mundiales para los Pumitas, en 2013, 1014 y 2015, y en Duendes, de Rosario. En algunos artículos periodísticos de aquella época se lo señalaba como una promesa del deporte, aunque nunca tuvo un nivel alto ni fue referente. Desde ahora lo es porque es el primer ex Puma que se asume homosexual públicamente. Y él contó que no fue fácil hacerlo.

«Sentís miedo a que te rechacen, a que te dejen afuera del equipo, a tus amigos de tu mismo camada, o del mismo club o hasta mismo de otros clubes, el mismo ambiente del deporte te rechaza. La palabra está bastante bien usada: es animarse. Creo que hoy en día está mucho más relajado, todo. Las nuevas generaciones vienen con una mentalidad mucho más abierta, tienen mucho más integrado el tema de la homosexualidad. No hace a la persona, ni cambia quién es, es simplemente otro aspecto de su vida. No es fácil contarlo dentro del vestuario. A mí me pasó, no lo pude decir yo. Me lo tuvo que preguntar un amigo del club, como ‘qué onda’, le tuve que contar. Me saqué un peso de encima», dijo Vittorio.

«La respuesta que encontré fue totalmente positiva. Yo en ese momento no se lo dije a todos, les fui contando a algunos. En el club ya se sabía, y en ningún momento me cambiaron el trato. Es más, cuando decidí dejar de jugar, por la Facultad y muchas cosas, sentí mucho apoyo del club. Sin necesidad de nombrar el tema de la homosexualidad, como diciendo ‘nosotros te queremos’. Me hicieron sentir mucho cariño. Pero esto no es para todos. Tengo un amigo que le pasó esto hace diez años y la respuesta fue totalmente diferente, lo empezaron a dejar de lado. Mi mayor miedo era que lo supieran las personas más grandes del club, los referentes, los capitanes. Pero les conté. Yo volví a Duendes para unos partidos de la final del Litoral. En uno de esos le ganamos a Jockey y en Twitter, donde hay gente que tira al odio, se había hecho algún comentario haciendo alusión a eso. Y salió el capitán, un referente del club, a defenderme contra eso. Yo dije: ‘Bueno, ok. !Qué bueno esto que está pasando, que se puedan dejar de lado ciertos aspectos, que en otros momentos hubiesen sido determinantes». No te dicen ‘sos gay, no servís para esto’. Sin que se lo haya contado yo, salió a defenderme, para burlar a la otra persona. Encima, era un perfil trucho«, agregó  Vittorio

«En 2015 salí del closet con mi familia. En 2016 ya necesitaba estar más tranquilo mentalmente. Ese miedo uno lo sigue teniendo igual. Uno necesita un break, relajar la cabeza, y estar más tranquilo. Cuando dejé Pumitas me había planteado no ser deportista profesional, no quería dedicarme a esto toda la vida. Me dediqué a estudiar ingeniería química, estoy a punto de recibirme. Hace poco hablaba con ese amigo, el que la pasó mal hace algunos años, de unirme a un equipo gay que juega en Buenos Aires, donde me mudé, para visibilizar la situación», relató Rosti.

«En mi casa nunca se hicieron comentarios homofóbicos, pero en el colegio, en el club, siempre estaba el comentario. Eso no fue determinante en que yo dejara el rugby, yo quería estar tranquilo de mente, estaba cansado física y mentalmente. Los comentarios contra los gays están en todos lados», reflexionó Rosti.

«Todas las noches me maquinaba, estaba una hora sin dormir. Cuando caí en esa ficha, dije que esto es algo que tengo que resolver sí o sí. No es una elección, porque si fuera una elección elegiríamos lo más fácil, y no pararse delante de la familia. Sí se elige cómo vivirlo. Yo hasta los 19 estaba en el closet, con miedos internos, hasta que dije basta. Y hay gente que hasta los 30 años vive esa vida tapado», aseguró Vittorio.

Dejar respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí