Remodelaron los baños de la Universidad Nacional del Sur en el complejo de la Avenida Alem y se creó una batería que incluye el primer sanitario “no binarie”, destinado a las personas que no se identifican con los géneros femeninos ni con los masculinos.

La renovación de los baños incluyó el recambio de cañerías, revestimientos, artefactos y, en algunos casos, mesadas y grifería. También se modificaron cielorrasos y se renovó la pintura.

El cambio había sido aprobado por el Consejo Superior Universitario (CSU) en octubre de 2019.

Estableció la modificación de las señalizaciones de los servicios, cambiando lo que eran “baños de mujeres” a “feminidades” (para referirse a mujeres, trans, travestis, asexuales, bisexuales y lesbianas); y los “baños de hombres” a “masculinidades” (hombres, trans, travestis, asexuales, bisexuales, homosexuales).

Un tercer sector de sanitarios se denomina “no binarie”, destinado a personas que no se autoperciben dentro de las feminidades ni dentro de las masculinidades.

El nuevo baño “no binarie” se encuentra en la planta baja del cuerpo B1 del histórico edificio de Alem y San Juan.

Allí se instaló una gigantografía de la obra “Sólo se ve bien con el corazón” de la artista plástica y arquitecta marplatense María Florencia Gómez.

Dejar respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí