17.5 C
Córdoba
lunes, septiembre 20, 2021
Inicio Blog

Pablo Escobar, el narco más famoso de Netflix, nos muestra ‘su cargamento’

 

Wagner Maniçoba de Moura es un actor, compositor y vocalista brasileño conocido por sus papeles de Roberto Nascimento en Tropa de élite y Tropa de élite 2 y de Pablo Escobar en la serie Narcos realizada por Netflix.

Wagner nació en Rodelas, Bahía, Brasil, el 27 de junio de 1976. Se graduó en periodismo en la Universidad Federal de Bahía pero decidió convertirse en actor

En 2007, Moura interpretó al Capitán Nascimento en la aclamada Tropa de élite («Elite Squad»). La película brasileña fue un éxito a nivel internacional, y la interpretación de Moura le llevó a recibir un Golden Bear en el festival de cine de Berlín.​ La secuela, Tropa de élite 2 («Elite Squad – The Enemy Within») de 2010 también recibió buenas críticas y fue todo un éxito en taquilla en Brasil.

Después de recibir varias ofertas, su primera cinta en suelo americano fue Elysium (2013), junto a Matt Damon y Jodie Foster.

En 2015 llega el reconocimiento, al ser el protagonista principal de la serie de Netflix Narcos, donde interpreta al narcotraficante Pablo Escobar en las dos primeras temporadas. Su aclamada actuación le supone la nominación al Globo de Oro en 2016.​

Además de su carrera como actor, Moura forma parte de una agrupación musical llamada Sua Mãe

Moura participó en la película ‘Praia do Futuro’, donde protagoniza, junto con el actor alemán Clemens Schick, a un salvavidas lleno de culpa que, después de pensar que un rescate fallido fue su culpa, se embarca en un viaje para encontrar a un turista al que salvó de ahogarse años antes. En la película, ambos actores hicieron frontales completos revelando sus cuerpos desnudos al público

VIDEO 1
Si no puedes ver el video, clic aquí


VIDEO 2

Si no puedes ver el video, clic aquí

Flacidez cutánea masculina, ¿cómo eliminarla?

 

El buen estado de tu piel no solo depende de que lleves una alimentación equilibrada o que practiques ejercicio de forma regular, hay otros motivos que pueden influir en la flacidez cutánea masculina, pequeños gestos diarios te van a ayudar a prevenir este problema, que se puede ir acentuando con el paso del tiempo.

Los hábitos de vida influyen más de lo que piensas en que tu piel pueda permanecer joven y tersa durante mucho más tiempo…

Medidas para evitar la flacidez cutánea masculina

Aunque para muchos puede llegar a ser un tema un poco vergonzoso tabú, eliminar la flacidez cutánea masculina es algo que preocupa a muchos. Esto puede ser causa de diferentes factores, sobre todo una mala alimentación, una bajada de peso rápidamente o no beber suficiente agua. Si tienes este problema, ¡No te desesperes! Hoy voy a compartir contigo algunos consejos para eliminar la flacidez cutánea en el hombre.

Flacidez cutánea masculina

A medida que va pasando el tiempo, tu piel, que está formada principalmente por colágeno y elastina, se va deteriorando dando lugar a la temida flacidez cutánea masculina.

Los cosméticos se pueden convertir en grandes aliados tuyos a la hora de combatir este problema, existen unas cremas corporales reafirmantes que son parte importante para lograr tonificar la piel desde el interior, pero tus hábitos de vida también influirán en que tu piel permanezca joven durante más tiempo.

1. Di adiós al tabaco y al alcohol – No son solo dos hábitos dañinos para tu salud, sino que son enemigos directos para lograr una piel perfectamente hidratada y tersa.

2. Duerme lo suficiente – Por lo menos tus ocho horitas siempre que puedas porque la falta de descanso se refleja en la piel y la dermis necesita cierto tiempo para recuperarse. Si no descansas lo suficiente, entonces notarás tu piel seca y la flacidez cutánea masculina llegará antes de lo que esperas.

3. Hidratación que no falte!! – No solo tienes que hidratarte con cremas faciales o serums, de los que ya te he hablado en otra ocasión, sino también desde el interior. Es importante que tomes unos dos litros de agua al día para que la piel resista el paso del tiempo y no sufra tanto ante las agresiones de los agentes externos.

4. Nada de dietas milagro – Los cambios bruscos de peso te van a convertir en el candidato número uno para lograr el título de hombre con la piel flácida.

5. Come adecuadamente – Tu alimentación debe ser elevado en hidratos y proteínas, de esta manera te aseguras no perder músculo y de que no aparezcan esos antiestéticos descolgamientos.

6. Duchas con agua fría – Después de realizar deporte, nada mejor que una ducha fresquita para que tu piel se refresque, los poros se cierren y la sangre circule mejor.

7. Protege tu piel del sol – Procura que, durante todo el año, tu crema facial contenga un FPS adecuado a tu fototipo de piel.

8. Alimentos ricos en vitaminas – Procura consumir alimentos ricos en vitaminas E,A y B, y también derivados de la soja.

Si tu caso es difícil y tienes la piel tipo gelatina, entonces no dudes en aplicarte en el cutis algún serum reafirmante más una crema antiedad y para el cuerpo, lo mejor es que le preguntes a tu médico de confianza que te puede dar alguna idea para solucionar este problema sin tener que pasar por quirófano para eliminar esos «colgajos».

Señales de que tu pareja no ha superado a su ex

 

¿Sabes si tu pareja ya superó a su ex (o si tú ya lo hiciste)? La respuesta a esa pregunta puede tener un efecto negativo o positivo en la relación, y podría explicar muchos problemas.

Fantasear con un ex no tiene nada de malo (es una fantasía sexual común entre hombres y mujeres, y algunos incluso son “adictos” a tener sexo con su ex), pero, de acuerdo con los psicólogos, aferrarse a una pareja anterior puede crear desconfianza y convertirse en un obstáculo para una relación nueva, incluso puede hacer que la relación se vuelva tóxica.

No es raro que las personas extrañen o piensen en un ex (solo escucha las canciones de Adele o Taylor Swift), o incluso que piensen en la posibilidad de volver con esa persona, pero que sea común no significa que no pueda ser muy problemático para la relación que tienen actualmente, de hecho, incluso puede ser una señal de que las cosas no van tan bien.

¿Cuáles son las señales de que tu pareja (o tú) no ha superado a su ex?

Habla demasiado sobre su ex.

Claro, todos tienen historias con un ex que pueden compartir con sus parejas, pero, si ese ex es el único tema de conversación que parece interesarle, entonces puede haber un problema. La terapeuta Joan Sherman dice que, si ya conoces cada detalle de la vida de su ex, es probable que no lo haya superado.

O no dice nada al respecto.

No hablar sobre una pareja anterior puede significar que no hubo un cierre y que la persona podría estar lidiando con sentimientos de culpa o con algún tipo de arrepentimiento que le sigue molestando. Los expertos recomiendan que, si notas esto, preguntes por qué.

Acoso en línea.

Todos hemos buscado las redes sociales de un ex para ver qué han estado haciendo, pero hay un límite sano que no debemos cruzar. Si tu pareja se pasa todo el tiempo buscando lo que su ex hace en Facebook, Instagram o las apps de citas, puede ser una señal de que no lo ha superado, además de que, a la larga, hace que la pareja actual se sienta rechazada.

Demasiado contacto con su ex.

Ya lo dijo la ciencia, solo los psicópatas quieren ser amigos de sus ex parejas, además, demasiadas llamadas, mensajes o interacciones puede hacer que la pareja actual no reciba la atención que necesita. La confianza es importante en las nuevas relaciones, así que, si no te sientes cómodo con este tipo de acciones, es importante que lo digas.

Dice que no está lista para un compromiso mayor.

Eso no siempre es un indicador de que hay un ex por ahí (algunas personas en verdad tienen problemas con el compromiso), pero, de acuerdo con los psicólogos, puede ser una señal de que no quiere cerrar la posibilidad de volver con alguien más.

Afecto “bipolar”.

¿Parece que un día no te puede quitar las manos de encima y al otro no quiere que te acerques? Los expertos explican que esta puede ser una señal de un problema interno o de sentimientos con los que no han lidiado.

Por qué nos besamos como nos besamos

 

El beso es la representación y producción de un montón de mensajes y procesos fisiológicos, neurológicos, endocrinológicos y más términos de los que imaginamos. Cuando dos (o, vaya, más de dos) personas deciden unir sus labios y comienza esa danza de lenguas, salivas, sabores, texturas, sensaciones, se activan respuestas químicas que nos instan a un mayor acercamiento y los sentidos se agudizan. Así es, durante esos segundos podemos oler mejor, las papilas dan más de sí mismas y el oído se afina aún más. Entonces también surge el deseo sexual, incluso se puede llegar a estados de euforia.

Comenzamos a besarnos como herencia de nuestros antepasados, específicamente de las mujeres de Cromagnon, cuando dichas hembras masticaban los frutos previamente para pasarlos a la boca de las crías y como un sistema de intimidad entre los que se apareaban. Una manera de dar un arrumaco. Se pasaban el bocado, claro, de boca en boca. Ya nos veo actualmente en un restaurante pasándonos el bolo alimenticio como un modo de mostrarnos enamorados. Iuuu. En fin. Y, nota al pie, el beso existe gracias a las hembras. Las mujeres de Cromagnon, «inventaron» el beso; o el precursor del mismo.

El beso concentra tantas complejidades que la filematología, o sea la ciencia que estudia al beso -un gesto del cual se tienen registros en la vida social desde el 2500 a.C.- ha encontrado que incluso algunos estudios lo relacionan con la fertilidad, los ciclos menstruales, la producción espermática (los hombres y mujeres que besan más, son más fértiles), nuestra respuesta sexual. Y claro, es un distintivo cultural. Por ejemplo, en Escocia, en siglos pasados era común que la novia, en su boda, besara a todos los presentes en los labios como parte de una bendición de todos deseándole una buena vida conyugal; el cual acompañaban de unas monedas que daban en apoyo a la economía de la recién unida pareja.

Y claro, el beso es crucial para comenzar las labores amatorias. De acuerdo con estudios de Helen Fisher, una de las antropólogas más involucradas en esta área de estudio, cuando un beso se alarga y comenzamos a intercambiar una buena cantidad de saliva, el hombre transmite testosterona a través de esta, fomentando la excitación en su pareja. O sea instintivamente el hombre besa para promover el deseo sexual. En cuanto a nosotras, el beso nos sirve para detectar el estado del sistema inmune de la posible pareja. De manera inconsciente. Y comienza el coctelazo bioquímico que nos lleva al éxtasis. El beso también actúa como un poderoso mecanismo de adaptación que está presente en más del 90 % de las sociedades humanas.

De hecho, noten la próxima vez, cuando nos excitamos comenzamos a salivar y cuando nos sentimos cerca del orgasmo/eyaculación, aumenta más esta acuosidad.

Ahora, además de que existen muchos tipos de besos así como gustos personales, también se relacionan con el vínculo con nuestra querida madre. De hecho, inconscientemente inclinamos la cabeza hacia la derecha al besar ya que el 80% de las madres nos acunaron cuando bebés, en el brazo izquierdo; también instintivamente con el fin de que escucháramos su corazón y recordáramos nuestra maravillosa época dentro de su barriga. Incluso, desde que estábamos ahí nos recostábamos dentro del vientre para dormir de ese lado. La relación con la madre tiene un gran impacto en cómo vamos a desenvolvernos eróticamente en pareja. Porque claro, erotismo hubo siempre, desde con nuestra madre. Erótica es contacto. Las primeras experiencias eróticas sucedieron con nuestros padres, con sus caricias, besos, al mecernos.

Por ahora, a darle al beso. Y felices lenguas para todos. ¡Ah! por cierto, en cuanto a lenguas, éstas poseen diversas zonas reflexológicas que envían mensajes a distintos órganos, entre ellos, obvio, los sexuales. La salivación y el proceso de lubricación vaginal están íntimamente relacionados.

Deportes que te harán mejor en la cama

 

No, ver el futbol sentado en el sillón con una lata (o varias) de cerveza, no cuenta. Lo que sí te podemos asegurar es que si practicas algún deporte regularmente, tus capacidades sexuales aumentarán. ¿Cualquier deporte? (te preguntarás). Sí —menos el ajedrez, claro— es la respuesta, pero evidentemente hay ciertas actividades deportivas que te darán más vigor que otras. Para que no te molestes en buscarlas, acá te pasamos una lista. ¿Qué esperas para ir a ponerte los pants?

Running.
Un  estudio de la Universidad de Harvard realizado en 2016, determinó que el running (tan de moda estos días) es factor para mejor desempeño sexual masculino. Basta correr diariamente por 30 minutos para disminuir en un 50% la disfunción eréctil.

Yoga.
Esta práctica también tan en boga hoy en día igual puede ser catalogada como deporte y su práctica, ayuda a darte más vigor físico, pero también mental. Según un estudio de la Loyola University Health System, practicar regularmente yoga fortalece la autoestima y relaja los músculos que provocan las erecciones.

Natación.
La misma Universidad de Harvard, realizó un estudio que indica que practicar la natación al menos tres veces a la semana, ayuda a la sexualidad. En este caso, las ventajas de nadar son que esta actividad otorga mayor resistencia, que se traduce en mayor durabilidad en la cama y en muchas sonrisas y finales felices. La misma investigación arroja que la natación hace que las personas mayores de 50 sientan que su vida sexual se parezca a la de de 20 años antes.

Deportes al aire libre.
¡Y estos incluyen futbol! Y también al tenis, el voleibol, etc. El punto es que practicar deportes bajo el sol (olvídate del boliche) hace que tu cuerpo comience a segregar más vitamina D, misma que ayuda a producir la bendita testosterona y que estimulará tu libido. Si practicas surf, te da puntos extras.

Lagartijas.
Sí, las prácticas y elementales lagartijas podrían convertirte en una mejor amante y harán un tigre de ti. Según el Centro de Investigaciones sobre Obesidad con sede en Nueva York, basta entre 3 y 5 entrenamientos y sesiones de lagartijas a la semana para alcanzar la meta de aumentar tus niveles de testosterona hasta en un 30%.

Caminata o ejercicio variado.
Un estudio realizado por el Cedars-Sinai Medical Center en Estados Unidos y publicado en la revista The Journal of Sexual Medicine, da en el clavo: los hombres que practican cualquier ejercicio de forma frecuente (al menos 3.5 horas de ejercicio leve a la semana o mínimo 6 horas de ejercicio light durante la semana) tienen mejores alcances en su función sexual y erecciones, en comparación con los que tenían una actividad física casi nula. Es decir, siempre es mejor moverse y hacer ejercicios que se tengan al alcance como las caminatas, los aerobics, el ciclismo o al menos saltar la cuerda, que no hacer nada. Los ejercicios ocasionales pueden parecer poca cosa, pero son determinantes en tu bienestar sexual.

Levantamiento de pesas.
Además de fortalecer los músculos de los brazos y espalda , el levantar pesas incrementa la producción de la testosterona, lo que da como resultado mayo deseo sexual y rendimiento en la cama.

Cuba abre la puerta al matrimonio gay

 

Es un nuevo código de familia que permitiría a las parejas del mismo sexo casarse y adoptar, así como dar a los niños una mayor participación en las decisiones que les afectan.

El anteproyecto de un nuevo código de familia para Cuba divulgado el miércoles propone permitir que las parejas del mismo sexo se casen y adopten, así como dar a los niños una mayor participación en las decisiones que les afectan.

Este debe ser aprobado por el parlamento cubano y luego someterse a un plebiscito popular, llega casi tres años después de que el gobierno de la isla diera marcha atrás a la hora de consagrar la protección del matrimonio gay en su nueva constitución ante la oposición.

Los grupos evangélicos se opusieron a la propuesta constitucional de eliminar la descripción del matrimonio como la unión de un hombre y una mujer, y cambiarla por la unión de:

“Consideramos que esta versión es coherente con el texto constitucional, y desarrolla y actualiza las distintas instituciones jurídico-familiares en correspondencia con el carácter humanista de nuestro proceso social”. Ministro de Justicia, Óscar Silveira Martínez,

Se espera que los grupos evangélicos se opongan al cambio en el proyecto de código de familia donde Cuba abre la puerta al matrimonio gay.

Lo anterior se subrayó porque el proyecto de código de familia es mucho más amplio que una autorización del matrimonio entre personas del mismo sexo.

“Protege todas las expresiones de la diversidad familiar y el derecho de cada persona. Desde la concepción de una familia en coherencia con los principios constitucionales de pluralidad, inclusión y dignidad humana”, dijo González.

Incidente homófobo con un jugador olímpico y su novio

 

Douglas Souza, jugador olímpico brasileño de voleibol, y su novio Gabriel fueron retenidos en el aeropuerto de Roma tras un incidente homófobo cuando volvían de los Países Bajos. La seguridad del aeropuerto reconoció a Souza y, al enterarse de que viajaba con su novio, los retuvieron en una habitación durante varias horas sin ningún motivo aparente. El joven no ha dudado en compartir este ataque homófobo con sus seguidores y en denunciarlo públicamente.

Según Souza, el agente de seguridad de aduanas del aeropuerto fue amable con ellos al principio, y se interesó por la actualidad del deportista. Pertenece al equipo olímpico brasileño de voleibol que ganó el oro en los Juegos Olímpicos de Río en 2016. Pero su actitud cambió radicalmente cuando le dijo que viajaba con su novio. El jugador salió públicamente del armario en 2020, y dijo que quería ser recordado como el primer jugador de élite en dar ese paso en su país. “Cuando le dije que era mi novio, le cambió la cara y también el trato. Me preguntó qué iba a hacer Gabriel allí, le enseñé su documento y le dije que me acompañaría”, ha asegurado Souza en sus redes.

Después, el agente llamó a otro miembro del personal del aeropuerto y los condujo a una pequeña habitación en la que permanecieron cinco horas sin ningún tipo de explicación. Solo entraban en la sala de vez en cuando para preguntar quién era Gabriel. “Volvieron a dar en la tecla sobre quién era Gabriel, intenté explicarles que era mi novio y les costó mucho entenderlo. Teníamos el documento de la unión de hecho, pero no querían en absoluto dejarle pasar”.

Finalmente, estuvieron quince horas retenidos en el aeropuerto por el personal de seguridad debido a una supuesta “difícil situación”. El deportista confirma que la homofobia estuvo presente en todo momento y que se sintieron profundamente “avergonzados”, pero recordaron que los ataques homófobos y los delitos de odio ocurren “en todo el mundo”, y que “es muy importante mostrar que este tipo de situaciones existen”.

Actor de la serie ‘Vikingos’ muestra su ‘ancha espada’

 

En verdad, pocos son los actores que se animan a un desnudo frente a una cámara, pero la verdad que los actores que conocemos que se han animado, no nos han decepcionado, es más, han elevado nuestros ratones a la décima potencia

El actor Jonathan Rhys-Meyers nació en Dublín el 27 de Julio de 1977, es un ex modelo, actor, productor y cantante irlandés.

Es conocido por sus papeles en películas como August Rush, Velvet Goldmine, Misión imposible 3, Bend It Like Beckham, Match Point, la serie Los Tudor, en la cual interpretó a Enrique VIII. También participó en la aclamada serie «Vikingos» en la cuarta temporada.

Con antecedentes en varias campañas de modelo, Jonathan fue elegido como la cara de la colección para hombres de Versace de otoño/invierno 2006 y primavera/verano 2007. También fue la cara de las fragancias para hombres de Hugo Boss desde el 2006 hasta que fue reemplazado por Jared Leto en 2011. Tiene un contrato con Independent Models de Londres

Entre 2017 y 2019 participó en la serie ‘Vikingos’ interpretando al obispo Heahmund en las temporadas 4 y 5 que puede verse por el canal de streaming Netflix

Jonathan gusta tanto de andar desnudo que se animo a un desnudo integro en el nuevo film en el que esta trabajando y que pronto podremos apreciarlo en la pantalla gigante. Disfrútenlo! Vale la pena!

VIDEO
Si no puedes ver el video, clic aquí

¿Cuántos años vive una persona con vih?

 

Sin duda, una de las principales preocupaciones al hablar del VIH es saber cuántos años vive una persona después de contraerlo. De acuerdo con la última actualización estadística del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH y el sida (Onusida), desde 2010 se ha observado la disminución de la mortalidad en pacientes de VIH.

En abril de 2020, Onusida informó que la esperanza de vida de las personas con VIH puede ser de 30 años más después de haber recibido su diagnóstico. El grupo de trabajo sobre tratamientos del VIH (gTt-VIH) comparte dicha postura. En este rubro es importante mencionar que en los últimos años también se ha alcanzado una mayor cobertura sanitaria. Al respecto, Onusida otorga el siguiente dato:

«Al cierre de diciembre de 2020, 27.4 millones [26.5 millones – 27.7 millones] de personas tenían acceso a la terapia antirretroviral, en comparación con los 7.8 millones [6.9 millones – 7.9 millones] en 2010». 

Otros datos relevantes y entusiastas

A su vez, a principios de mayo de 2021, el Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt (Nashville, Estados Unidos) e instituciones de América Latina y el Caribe —entre ellas Fundación Huésped, la Universidad de Chile y el Instituto de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán— publicaron los resultados de una investigación referente al promedio de vida de las personas que viven con VIH en las últimas 2 décadas.

A partir de datos estadísticos de la situación del VIH y del sida en países de la región, las y los especialistas se dieron cuenta de que «el mayor incremento en la esperanza de vida de las personas con VIH se produjo de 2013 a 2017». En dicho estudio participaron 30 688 personas diagnosticadas con VIH. Para tener mayor precisión sobre las tendencias, las y los expertos establecieron 3 periodos de análisis: 2003-2008, 2009-2012 y 2013-2017.

Tal y como se anunció en medios de circulación internacional, los resultados son alentadores. La administración y distribución de antirretrovirales han aumentado considerablemente la expectativa de vida.

Las y los expertos consideran que, de tener acceso a una asistencia médica adecuada, las personas con VIH pueden llegar a los 78 años. Esta edad es la media de esperanza de vida en Latinoamérica.

¿Qué debemos tomar en cuenta para hablar de la expectativa de vida de las personas con VIH?

Sin demeritar los resultados de las investigaciones y los avances médicos y sociales respecto al VIH, es plausible mencionar que los datos de dichas instancias son solo una aproximación.

Para profundizar —y sobre todo contextualizar— en el tema de la esperanza de vida de las y los pacientes con VIH es primordial analizar el cruce entre los indicadores que reconoce Onusida en el Monitoreo global del sida 2021. Entre ellos se encuentran el abastecimiento de medicamentos antirretrovirales en las instancias de salud pública, el diagnóstico temprano y tardío del VIH y el uso del preservativo en grupos de población clave.

A pesar de los hallazgos positivos de las investigaciones, es necesario que los gobiernos sigan haciendo prioritaria la lucha contra el VIH. El aumento y garantía de la esperanza de vida dependen en gran parte de las políticas públicas.

Diferencia entre gais y hombres que tienen sexo con hombres

 

El concepto de ‘hombres que tienen sexo con hombres’ (HSH) se suele utilizar en estudios sobre VIH y en el diseño de políticas públicas, y existe porque quienes se incluyen en esta categoría no necesariamente se definen como gays. La diferencia implica distinguir entre 2 conceptos: ‘orientación sexual’ y ‘prácticas sexuales’.

El bud sex y los heteroflexibles

Podría parecer obvio que los bisexuales también pueden tener relaciones con personas de su mismo sexo, pero para ilustrar la diferencia entre hombres que tienen sexo con hombres y gays, tomemos como ejemplo 2 conceptos: ‘bud sex’ y ‘heteroflexible’. De acuerdo con el libro Not Gay: Sex Between White Straight Men de Jane Ward, profesora de la Universidad de California, el bud sex —que podría traducirse como «sexo entre amigos»— es una práctica que involucra las relaciones entre hombres que se identifican como heterosexuales.

Quienes realizan esta práctica dicen no dudar de su orientación sexual. Sin embargo, admiten que suelen tener relaciones con otros hombres, generalmente de forma ocasional y excluyendo vínculos sentimentales.

Por otro lado, el concepto ‘heteroflexibles’ también hace referencia a hombres que tienen sexo hombres (HSH), pero se consideran a sí mismos como heterosexuales. Se trata simplemente de personas que gustan de explorar distintas experiencias sexuales, a veces con gente de su mismo sexo, pero tampoco dudan de su orientación sexual.

Cuestión de etiquetas

En un principio podría caerse en la tentación de pensar que los heteroflexibles o quienes practican el bud sex son gays que no aceptan su orientación sexual. Al respecto, el estudio de Jane Ward sobre el bud sex parece identificar algunos rasgos de homofobia internalizada. Por ejemplo, suelen rechazarse los comportamientos afeminados.

Sin embargo, para entender por qué hay hombres que tienen sexo con hombres y no se identifican como gays hay que tomar en cuenta 2 cosas. En primer lugar está la importancia de respetar la forma en que otras personas se identifican. Y, en segundo lugar, hay que considerar la diferencia entre orientación sexual y prácticas sexuales.

Prácticas sexuales

En 2015, Juan Macías, psicólogo español especializado en terapias sexuales, explicó la diferencia entre orientación y prácticas sexuales durante una entrevista con El País. Por lo general, se piensa en la orientación sexual como una categoría rígida: se es gay, bisexual o heterosexual. En cambio, la práctica sexual es más flexible, pues se trata de «un espacio tremendamente sano en el que la exploración del deseo se libera de la identificación con una orientación sexual».

Como ejemplo, Macías citó el caso de la Antigua Roma, donde era común que los hombres tuvieran prácticas sexuales con otros hombres sin que por ello se les considerara gays. Del mismo modo, el especialista consideró que hay hombres que pueden tener sexo con hombres para explorar sin que por ello dejen de asumirse como heterosexuales.

X