Una película para colaborar con las personas trans

Se lanza Canela, un film de Cecilia del Valle que retrata la vida de una mujer trans de 62 años de Rosario.

 

Llega el lanzamiento de Canela, una película de Cecilia del Valle que retrata en un recorrido cuidadoso pero contundente, la vida de una mujer trans de 62 años en una búsqueda fundamental: el bienestar pleno y el reconocimiento justo.

El film de la directora rosarina podrá adquirirse en una plataforma virtual a partir del jueves 7 de mayo.

La película podrá verse en la plataforma de Puentes de Cine y el acceso tendrá un costo de $160. El 30% de lo recaudado será destinado a la gestión de fondos para el acompañamiento de personas trans en todo el país a través de las organizaciones y las redes de la Liga LGBTIQ+ de las Provincias.

El mundo atraviesa un contexto de emergencia y Argentina no está exenta. La comunidad LGBTIQ+, pero particularmente el colectivo trans y travesti se encuentra en situaciones de vulnerabilidad extrema y con necesidades fuertemente recrudecidas.

A partir de allí nace una iniciativa de colaboración y compromiso social junto a la Liga LGTBIQ+ de las Provincias, quienes trabajarán conjuntamente. La recaudación de un porcentaje de la entrada –que en este caso sería el alquiler online de la película– será destinado al acompañamiento de personas trans y travestis en situación de vulnerabilidad y urgencia.

¿Cuántas veces se vive?

Áyax Grandi fue un arquitecto de la ciudad de Rosario que los 48 años decidió ser Canela.
“Durante seis años, registré la construcción de la nueva identidad de Canela Grandi. Nacida como Áyax en Rosario que con casi 50 años y con tres hijes, decidió comenzar su transformación”, define la directora.

El film de Cecilia del Valle trae a escena realidades que suelen habitar los márgenes, y que se suceden en los marcos de una sociedad que aún hoy invisibiliza y hostiga las identidades y corporalidades que rompen con el orden establecido.

Canela, es el camino que la protagonista recorre para llegar al lugar que todos queremos habitar: el amor de alguien que nos acepta tal cual somos.

La visibilidad y la información son, para el colectivo trans, privilegios a los que pocos tienen acceso. Cecilia del Valle pone en tensión la accesibilidad a una vida plena a través de un trayecto que nos deja entrever las complejidades y experiencias cotidianas que implican ser alguien por fuera de las normas y la hegemonía establecidas.

Cecilia del Valle, siendo una de las pocas directoras mujeres rosarinas, muestra, nombra y le da vida a otras realidades, a otras identidades y a otras voces que hace mucho deberían estar en la pantalla grande.

Dejar respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí