Hungría niega la identidad a personas trans y no binarias

 

El Parlamento húngaro votó ayer a favor de una ley presentada por el gobierno de Viktor Orbán que niega el derecho a la identidad a las personas trans y no binarias. El artículo 33 del proyecto reemplaza la categoría de “sexo” con “sexo asignado al nacer” en el registro civil. Como resultado, la categoría no se va a poder modificar y las personas trans no podrán ser reconocidas legalmente con su identidad de género.

“El sexo ingresado en el registro civil se basa en hechos determinados por los médicos, y declarados por el registro. El registro certifica los hechos y derechos que este (el sexo portante) incluye, hasta que se demuestre lo contrario. Por lo tanto, no crea derechos. Sin embargo, el sexo declarado por el registro podría crear derechos u obligaciones y, por lo tanto, es necesario precisar el término sexo (aclarando) al nacer. Dado que cambiar completamente el sexo biológico de uno es imposible, es necesario establecer en la ley que tampoco se pueda cambiar en el registro civil”, dice el proyecto.

Krisztina Tamás-Sáróy, investigadora de Amnistía Internacional, ha declarado: “Esta decisión hace retroceder a Hungría a la edad de las tinieblas y pisotea los derechos de las personas transgénero e intersexuales. No sólo las expondrá a más discriminación, sino que, además, ampliará el entorno que ya es intolerante y hostil, al que se enfrenta la comunidad LGBTI. Es fundamental que el comisario para los Derechos Fundamentales de Hungría actúe con urgencia y pida que el Tribunal Constitucional revise y anule de forma expeditiva las terribles disposiciones de esta ley”.

Dejar respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí