Inicio La Buena Vida Relaciones Las mentiras de las apps gais

Las mentiras de las apps gais

Que casi todo el mundo miente en las apps de levante no es ninguna novedad. Sin embargo, podríamos decir que las mentiras dentro de las apps gays han evolucionado normalizandose de una forma alarmante.

 

¿Estamos viviendo la epidemia de la mentira en las apps gays? Por lo visto sí. De hecho, hemos llegado hasta tal punto que ya somos capaces de identificar diferentes tipos de mentira en un tiempo récord. Las razones son varias. En muchas ocasiones porque esos inventos atentan contra el sentido común. En otras porque se trata de mentiras que sencillamente han terminado desgastándose de tanto usarse y ya sencillamente no hay persona viviente que se las pueda creer.

En realidad… lo más interesante sería preguntarnos… ¿Por qué algunos hombres mienten sistemáticamente dentro de las apps de levante?

A veces se trata de mentiras que resultan tan patéticas que acaban arrancándonos alguna carcajada. A veces ni siquiera son las mentiras las que nos hacen sorprendernos y son sus creadores: Hombres que trabajan la mentira de forma sistemática que literalmente, mienten incluso mucho más que hablan. pero… ¿Cómo es posible? Muy fácil: Hoy es posible mentir también a partir de fotografías y hay hombres que sin siquiera hablar contigo ya te están mintiendo de entrada.

Existen mentiras que ya son todo un clásico dentro de las apps de ligue como Grindr, Scruff, Tinder. El resultado de su uso recurrente es que los hombres que se registran también son mucho más escépticos y no se fían de casi nada.

Perfiles XXL o superdotados.

Esta es una de las mentiras más habituales, las relacionadas con el tamaño del miembro. De 20 a 25 centímetros hay muchos, pero vamos… en la teoría. Porque en la práctica más del 80% de estos perfiles no cumplen con lo que prometen. Algunos hasta cumpliendo, “no cumplen”.

No te puedes imaginar la cantidad de hombres muy dotados que hay en las apps. Y es que en el mundo  no existen apenas hombres súper dotados, pero curiosamente en internet abundan. Afortunadamente no llegas a quedar con todos en persona… Porque de hacerlo la decepción sería tremenda

Los supuestos heteros.

Son heteros pero los puedes encontrar en las aplicaciones gais. ¿Eh? O se han confundido de sitio, que parece raro, o es que realmente no son heteros. Es cierto que una de las fantasías míticas en el mundo gay es tener sexo con hombres heterosexuales. Sin embargo los hombres que copan los perfiles de estas apps no lo son. Que quede claro. NO SON HETEROS.

Que sí, que sigue siendo la fantasía de muchos (y muchos ilusos creen que por fin podrán llevarla a cabo). Pero la gran verdad es que los heteros no van buscando gais y mucho menos dentro de aplicaciones… Los hombres que utilizan esta ‘falsa identidad’ en realidad son bisexuales u homosexuales. Es curioso descubrir que muchos de estos supuestos hombres heteros tienen incluso más experiencia que tú con el sexo gay.

Total, que si eres uno de esos hombres que se hace pasar por heteros en las apps desde aquí te decimos que no, que ya no te creemos Si por el contrario eres uno de esos hombres que buscan hombres heteros en las apps de levantegay, ¡No los creas! ¡Mienten! Prueba suerte en la calle o a partir de otras vías más transparentes. De creerles, lo único que conseguirás será engañarte a ti mismo y de una forma muy patética.

Los que buscan solo amistad.

Seguro que has visto gran cantidad de perfiles que buscan solo amistad. Y que hay hombres que buscan solo amistad en estas aplicaciones. Sí, los hay. Otra cosa es con lo que se encuentren en el camino, o que desvíen sus intenciones iniciales.

Pero si un perfil dice que busca sólo amistad y después lo ves semidesnudo, mostrando ciertas partes de su cuerpo o insinuando de más, puede decir lo que quiera: No es sólo amistad lo que busca. Y lo sabes. Y lo intuyes incluso antes de iniciar una conversación directa con él.

Aquellos que dicen que sólo curiosean y pronto desinstalarán la app.

Seguro que te habrás encontrado con más de uno que está ahí solo por ver qué hay, pero nada más, que no ha hablado con nadie y pronto dejará la aplicación. Sin embargo, pasan los días y ves que sigue ahí. O si se va… después vuelve a la carga.

Conclusión es que dejar estas aplicaciones no es fácil para muchos e incluso se convierte en una adicción, desgraciadamente.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí

X