El ABC de la lluvia dorada

¿Es una práctica peligrosa?

 

En el sexo las alternativas son infinitas y el componente psicológico es muy importante. Mucho más de lo que tendemos a creer. La lluvia dorada también se conoce como urolagnia. Es un fetichismo sexual que consiste en orinar o ser orinado por el compañero íntimo.

Es una práctica que acentúa los papeles de dominación / sumisión y por lo tanto puede ayudar a hacer más intenso el encuentro sexual. Por lo que supone, no a todo el mundo le gusta. Sin embargo, aquellos que disfrutan de su práctica y son fetiches de ella, sienten un placer súper íntimo. 

La lluvia dorada siempre se ha relacionado con el sadomasoquismo, aunque no es una práctica exclusiva del BDSM.

Lo primero que debes tener en cuenta si quieres practicarla es hacerlo con tu pareja o en su defecto con alguien con quien tengas mucha confianza. Una vez hayáis llegado a un consenso, podréis lanzaros a la aventura.

Lluvia dorada: Consejos

La orina

Es conveniente que el día que lo lleves a cabo, no comas muy pesado. Hay ciertos alimentos que dan a la orina un olor fuerte. Si lo prefieres, ese día puedes comer fruta y prestar atención a tu hidratación para atenuar su olor en caso de que no te atraiga la idea de que posea un olor fuerte).

¿Cuál es la orina más saludable?

La orina más sana es la intermedia. Si vais a practicar la lluvia dorada en la boca, debes tener en cuenta que la orina como tal es un deshecho por lo que no es algo beneficioso para la salud (aunque tampoco perjudicial como tal). La orina contiene bacterias ya que es un desecho orgánico. Puedes realizar la lluvia dorada en pequeñas micciones. Ten en cuenta que las partes de la orina que contienen más bacterias son la del inicio y la del final.

La primera vez… ¿Dónde?

Si es es la primera vez lo mejor es practicarlo en la ducha. Se precavido y no olvides que después cuando terminéis tendrás que limpiar lo que ensucies. Busca entornos que se presten a una higiene más rápida. La ducha es el sitio ideal, pero si prefieres el suelo, no tienes más que poner en el suelo un plástico y unas toallas limpias.

Después al lavadero y listo. Si lo que buscas es comodidad la cama será la mejor opción. Asegúrate antes, de poner un buen protector de colchón para evitar olores desagradables posteriores.

Asignación de roles

Tanto el rol de sumiso como el rol de dominante deberán ser escogidos por los dos y bajo unas condiciones previamente pactadas por ambos. Esto es importante porque al final esta práctica es un juego de roles. Hablarlo antes supondrá que los dos se sientan cómodos durante el encuentro.

Ventajas

La práctica de juegos sexuales menos tradicionales implica una mayor confianza con tu pareja por lo que puede ayudar a fortalecer una relación. Esto no sólo repercutirá positivamente en su vida como pareja sino que también ayudará a revitalizar su vida sexual.

Además, la lluvia dorada no supone un riesgo como tal. No causa ni contagia enfermedades de transmisión sexual, como el VIH (a no ser que en la orina haya sangre y entre en contacto con alguna herida, aunque en este caso el riesgo sería casi inexistente).

Precauciones

Si la cantidad de orina es elevada y se expulsa en la boca, puede causar deshidratación. La orina, como hemos dicho, está compuesta por sustancias que el mismo cuerpo expulsa para ser depurado. La cantidad de sales y minerales es muy alta, por este motivo puede causar una ligera deshidratación.

La higiene es necesaria para evitar experiencias desagradables. Si jugamos con orina y además lo hacemos en espacios poco limpios puede llevarnos a contraer una infección por bacterias. ¡Presta atención!

Además a pesar de que no contagia ETS, sí existen riesgos para la salud. La hepatitis de grado A y B sí son transmisibles a partir de la lluvia dorada. SI tu chico tiene alguna de estas hepatitis deberás evitar la lluvia dorada, pues te pondrá en peligro.

Por eso es muy importante que no lo hagas con desconocidos o con personas que no sabes en qué estado de salud se encuentran. El saber que ambos estáis sanos os liberará de exponeros a riesgos innecesarios. Además, sabiendo esto podrás disfrutar de forma relajada y con mayor confianza.

Si eres una persona dada a las alergias cutáneas, los componentes de la orina te pueden jugar una mala pasada. En este caso, los síntomas serán notorios en la piel. Rojeces, irritación o picazón pueden ser el resultado de practicar lluvia dorada.

La lluvia dorada: Una práctica para mentes abiertas

Las posibilidades para disfrutar del sexo son infinitas y sí, existe una enorme cantidad de morbos o prácticas ‘menos tradicionales’ pero que pueden ayudarte a experimentar un enorme placer si de decides a probarlas con una mentalidad abierta.

A veces los prejuicios pueden llevarnos a juzgar cosas sin haberlas conocido o probado. Quizá la lluvia dorada sea una práctica que te ayude a revitalizar tu vida sexual y generar nuevas experiencias.

Dejar respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí