¿Cómo afecta la cuarentena a las parejas que no conviven?

La distancia física puede incrementar temores, inseguridades y angustia. Consejos de especialistas.

 

Durante estos días de aislamiento preventivo y obligatorio​ por la pandemia de coronavirus hay muchas parejas que no conviven y, de esta manera, se ven imposibilitadas de pasar tiempo juntas, recibir mimos y contención durante el encierro y, por supuesto, no pueden tener relaciones sexuales​.

Esta falta de contacto emocional y físico puede ocasionar ansiedad y sentimientos de tristeza. Sin embargo, también resulta una posibilidad para poder replantearse el vínculo utilizando la creatividad a la distancia.

“Extrañar al otro no solo está vinculado a lo sexual, también aparece el temor a la pérdida que no solo se experimenta respecto a la supervivencia propia. Algunas personas que son un apéndice del otro sienten que no van a poder vivir sin él o ella y suelen enfermar de tristeza, les parece que será insuperable este tránsito y entran en un estado depresivo grave. Otras parejas logran salir del estado de angustia implementando algunos juegos que los hacen simular estar en conexión permanente para hacer soportable la distancia como sucede cuando alguien trabaja en otro país”, puntualiza  Sandra Lustgarten, Psicóloga y Sexóloga.

“Es muy posible que las parejas que no pueden verse por esta emergencia sanitaria se encuentren más ansiosas que de costumbre porque hay una prohibición y tienen el impulso de transgredirla. Se sienten abrumadas, con incertidumbre, porque de extenderse el período de cuarentena automáticamente su situación se extenderá, lo que les genera ansiedad y angustia. Sensaciones que se ven magnificadas por el contexto: el aislamiento genera ansiedad y la ansiedad por no poder tener contacto con la pareja se potencia casi exponencialmente”, dice la licenciada en Psicología Lucía Eva Di Leo.

Sexo en tiempos de aislamiento: claves para disfrutarlo paso a paso.
“Es importante mantener la perspectiva positiva, esto es algo que no podemos cambiar, pero va a pasar. Pueden aparecer síntomas negativos relacionados a la dependencia afectiva como, por ejemplo, ‘él/ella es todo para mí’ y entonces aparecen sentimientos y sensaciones de desesperación. Extrañarse es parte de las relaciones, también puede ser lindo. Pensar al otro, conversar, expresar sentimientos y deseos verbalmente es algo que no se hace con frecuencia. Podemos aprovechar para pulir la comunicación. Sexualmente: ‘¿qué te gusta más?’ ‘¿Qué me gusta más a mí?’ Cuando las parejas pueden comunicarse libremente sobre estas cuestiones mejoran sus relaciones sexuales notablemente”, explica Analía Urretavizcaya, psicóloga y sexóloga, integrante de la comisión directiva de SASH (Sociedad Argentina de Sexualidad Humana).

¿Relaciones sexuales virtuales?
Las relaciones sexuales virtuales son una alternativa sana en este momento en que este tipo de parejas no pueden concretar sus deseos y fantasías cuerpo a cuerpo. De hecho, ésta práctica también podría suponer un entretenimiento y un estímulo para motivar el deseo y, además, para bajar la ansiedad en aquellos que sufren el escenario de interrupción de la vida sexual.

“Todos los seres humanos tenemos un aspecto lúdico desde chicos, hay que explorar en uno mismo para encontrar la guía para instrumentar este aspecto didáctico con la pareja. Es fundamental tener imaginación y no sentir vergüenza. La timidez es un enemigo potencial, la buena comunicación con la pareja permite ser creativos”, propone Lustgarten.

Utilizar los sentidos
Las especialistas advierten que a la hora de llevar a cabo el sexo virtual debemos tener en cuenta que sea una práctica segura para que nuestra imagen no sea el fondo de pantalla de todo el mundo o el objeto de excitación de terceros. Para eso, es fundamental no enfocar los rostros, ni grabar voces que puedan develar nuestra identidad. Es importante conocer al/la compañero/a para que nuestro encuentro sexual virtual sea de profunda intimidad.

¿Cómo se podría desplegar la creatividad a la distancia y sin tocarse? “Utilizando los sentidos, lo paralingüístico, el tono de voz, el tacto para describir sensaciones, el sonido ambiente, metiéndonos en la cabeza del otro, el ratoneo, inventando fantasías y construyéndolas juntos. Imaginando qué le puede gustar, probando y animándose. Escribiendo cartas, notas, dibujando y poniendo en arte lo que sentimos y nos pasa, puede ser muy lindo ver cuánto nos ocupamos del otro y cuanto lo pensamos”, responde Urretavizcaya.

Estos días de cuarentena, de alguna u otra manera, provocan que tengamos sentimientos de angustia, tristeza, preocupación e incertidumbre al no saber cómo seguirán nuestras vidas una vez que se termine el aislamiento y de a poquito todo retorne a la “normalidad”.
¿Esta crisis puede afectar el futuro de estas parejas? “Las consecuencias dependerán de varios factores como la comunicación, la creatividad, el afecto y el tiempo que hace que están juntos, entre otros. En esta línea es fundamental que se mantenga un diálogo fluido y sincero de los sentimientos que cada uno de ellos atraviesa. Puede que las parejas más recientes necesiten un esfuerzo más de parte de ambos para sobrepasar esta cuarenta dado que no cuentan con la experiencia trascurrida para intuir y percibir lo que le pasa al otro sin la necesidad de la presencia”, afirma Di Leo.

Por último, Urretavizcaya brinda una serie de consejos para que este tipo de parejas puedan tener en cuenta y así mantener la calma mientras dure la cuarentena.

“Los conflictos son parte de los vínculos, en esto momento se trata de una oportunidad para poner a prueba las fortalezas como ser humano para atravesar, en este caso, restricciones como amantes, para ayudar, contener o pedir apoyo. Siempre se puede pedir ayuda, los terapeutas de pareja conocen muchas estrategias para sacar lo mejor de la pareja y que ésta salga adelante”.

Dejar respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí