Amamos tal como nos amaron

Todos queremos un gran y buen amor duradero, lleno de dicha, sin embargo , no contamos con las herramientas necesarias para construirlo

 

El amor, el amor. Lleno de alegrías, de esperanzas, de sueños y fantasías que, en ocasiones, se quedan precisamente en la meras fantasías, porque, lamentablemente, en muchas ocasiones el capital emocional con el que contamos, no nos alcanza para aquello que deseamos.

Todos queremos un gran y buen amor duradero, lleno de dicha, sin embargo , no contamos con las herramientas necesarias para construirlo y, menos aún, para mantenerlo cuando alguien viene y nos lo ofrece, porque no sabemos amar. Y no sabemos amar, porque nadie nos enseñó y, más tristemente aún, porque tal vez nunca fuimos amados, de forma nutritiva y saludable por quien nos cuidó cuando eramos bebés. Porque precisamente en esa etapa, la primera infancia, era el tiempo oportuno para aprender a dar y recibir amor. Y fue precisamente en esa etapa, en la que nuestro desarrollo emocional, pudo haber sido trastocado para derivar ahora, en la vida adulta, en personas incapaces de dar amor, en personas ansiosas por recibir amor, en personas temerosas de recibir amor, es decir, en personas incompatibles con el amor.

Por lo anterior, les quiero recomendar muy ampliamente, un artículo titulado Amamos tal como nos amaron, publicado por el diario español “El País”, en donde Inmaculada Ruíz, nos hace una breve, pero clara descripción, del tipo de amor/desamor que durante la infancia pudimos haber experimentado y que hoy condicionan nuestra propia capacidad para disfrutar de una relación afectiva madura, nutritiva, constructiva y beneficiosa para nuestro desarrollo personal.

Como dice la autora, al final del artículo, es importante recordar que, independientemente de nuestras “deficiencias” para dar o recibir amor, a través de un proceso de terapia psicológica, podemos aprender a amar de manera inteligente hoy, que somos responsables de nosotros mismos.

Dejar respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí