Lo que aprendí al bloquear a mi ex de redes sociales

¡Es momento de cerrar el ciclo!

 

Hace un par de días decidí bloquear a un ex de todas mis redes sociales, tuvimos una relación intermitente que duro aproximadamente 4 años.

Rompimos porque él tenía una relación ‘pasajera’ con su ex mientras estábamos en la “mejor” etapa de la relación.

Me enteré muy tarde de su traición, me enojé y decidí borrarlo de mi vida. No quería saber nada de él ni de su nueva vida como ‘hombre casado’

Sin embargo, después de 2 años nuestros caminos coincidieron y como yo había cerrado el ciclo pensé que estaba bien convivir con él por medio de redes sociales.

Sentí que ese amor lo había dejado atrás y que era muy madura al tener en mi Facebook a alguien que me lastimó mucho, pero que pude perdonar.

La realidad es que solo me estaba engañando y que solo me estaba perjudicando.

Lo que aprendí al bloquear a mi ex de redes sociales. Después de aceptar nuevamente su solicitud de Facebook no pude evitar caer en la tentación y comencé a stalkearlo.

Él ya no formaba parte de mi vida y aún así me seguía afectando que tuviera una increíble vida sin mí. No es que quisiera regresar con él o que aún esté enamorado, porque no es así. Simplemente no quería que fuera más feliz que yo. Sí, lo sé, las redes sociales suelen mentirnos, pero siempre logran movernos el piso.

Creía que me iba a encontrar con que él no estaba del todo bien y que había pagado por todo lo que me hizo, pero no fue así.

Algo en mi interior me decía que no era sano revisar su perfil y tampoco seguir teniéndolo ahí. Así que tuve que ser madura de verdad y decidí bloquearlo de todas mis redes sociales.

Después de realizar esa acción me sentí más liviano y tranquilo. No tuve la necesidad de corregir lo que había hecho, sino que me sentía orgulloso de ello.

¡No quiero fingir!. Aprendí que al bloquear a mi ex podía ganar esa felicidad que necesitaba, es decir, al no saber nada de su vida me daba paz, pues ya no era alguien importante en mi vida.

Si le va bien o mal, a mí no me interesa ni me debe afectar, porque estoy mejor sin él. No veo necesario fingir por madurez que debo ser hipócrita y llevarme bien con él, aunque sea por redes sociales.

Él me hizo daño y esto le cerró todas las puertas para entrar a mi vida. No necesita estar en mis redes sociales porque no me aporta nada y tampoco me sirve saber de su vida.

No me quiero engañar y pensar que hago bien al tener a alguien que no me valora ni me respeta. Simplemente si está en mis manos mantener alejado a personas que me hacen daño, tomaré esa decisión.

Estoy mejor sin su falsa amistad, prefiero estar en paz y seguir mi camino a la felicidad.

Dejar respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí