Del porno a Hollywood: los actores que comenzaron en el cine XXX

    Sylvester Stallone, Matt LeBlanc,y David Duchovny fueron algunos de los que comenzaron sus carreras ante la cámara en películas para adultos antes de consagrarse en el cine y la televisión

     

    Los primeros pasos no son fáciles. Menos aún en el cine o la televisión. Y si no, que lo digan a estas famosos de Hollywood. Muchas de ellos son sobradamente conocidos en todo el mundo por protagonizar algunas de las películas o series más aclamadas de las últimas décadas. Pero en un comienzo, sólo encontraron un lugar en la industria del porno.

    David Duchovny y Matt LeBlanc

    Las travesuras fuera de la pantalla de Duchovny le han valido reputación de “chico malo”, y él confesó públicamente que era un adicto al sexo, por lo que no es una gran sorpresa conocer su incursión en la industria del entretenimiento para adultos.

    Antes de convertirse en la estrella de The X-Files y Californication, fue protagonista en The Red Shoe Diaries, un programa de televisión de softcore, un género pornográfico en el que no se muestran actos sexuales explícitos. En este olvidado drama al contenido erótico, en el que participó entre 1992 y 1996, Duchovny interpretaba al presentador de un programa que lee confesiones picantes. Además, fue la voz en off de distintos proyectos del cine para adultos. “Era un trabajo para pagar el alquilar. No estaba pensando en mi legado, estaba pensando en comer», aseguraba el actor, que para algunos siempre será el agente Fox Mulder. Entonces apareció el guión de Los archivos secretos X, una serie novedosa para la época, sobre extraterrestres y sucesos inexplicables, que él estaba seguro nadie querría ver.

    Duchovny no fue el único famoso que apareció en aquella serie. Antes de ser Joey Tribbiani de Friends y ganar un USD 1 millón por episodio, Matt LeBlanc también dio sus primeros pasos en la industria XXX.

    El actor fue parte del elenco de The Red Shoes Diaries, que produjo Playboy Entertainment en 1992 para el canal de cable estadounidense ShowTime.

    Jackie Chan

    El experto en artes marciales es una leyenda absoluta en todo el mundo. Pero antes de la popularidad y los millones, el actor hizo sus pinitos en la industria del porno, protagonizando en 1975 una película titulada All in the family (Todo queda en familia) bajo las órdenes de Mu Zhu.

    Si bien esta producción, calificada como comedia porno, filmada en Hong Kong no es exactamente vanguardista en términos de trama o pornografía, Chan no está avergonzado al respecto.»Tenía que hacer todo lo posible para ganarme la vida, y no creo que sea un gran problema«, se defiende cuando es consultado sobre dicho filme. “Las películas pornos en ese momento era más conservadoras que las películas actuales».

    Sylvester Stallone

    El ganador del Oscar que saltó a la fama después de escribir, dirigir y protagonizar Rocky participó en un filme pornográfico en 1970, The Party at Kitty and Stud’s, mejor conocida por su título alternativo Staying Alive. Stallone cobró USD 200 por aparecer en el filme en una época en la que dormía en una estación de buses en Nueva York en pleno invierno.

    En entrevistas posteriores el actor afirmó que la desesperación económica lo llevó a participar en la película. En sus propias palabras: “Tenía dos opciones, participar en esa película o robar a alguien, porque realmente estaba desesperado. En vez de cometer un delito, trabajé dos días por 200 dólares y pude abandonar la estación de buses”. Fue su debut en el cine. El filme de Morton Lewis relata la vida sexual de una joven llamada Kitty (Henrietta Holm) y su novio Stud (Sylvester Stallone). Él, que quería romper su rutina sexual, organiza una fiesta en el departamento de Kitty, que termina en un verdadero descontrol.

    Arnold Schwarzenegger

    Otro ícono de las películas de acción, el ex gobernador de California también supo estar ligado de alguna manera al porno. Si su colega Stallone probó en el mundo del entretenimiento para adultos, el ex fisicoculturista austriaco no podía ser menos.

    Aunque no grabó ni participó en ninguna película pornográfica, el mundialmente reconocido por su papel en Terminator sí fue fotografiado completamente desnudo en una producción de lo más sugerente para la revista After Dark, dirigida al público homosexual.

    James Franco

    En busca de ganar fama a cualquier costo, James Franco se grabó teniendo sexo con una novia de entonces y distribuyó el video casero, sin imaginar que por estos días se convertiría en uno de los artistas más renombrados de Hollywood.

    Pese a su dilatada y exitosa carrera, cuando ya estaba consolidado dirigió Interior, Leather Bar, un falso documental sobre las escenas nunca vistas de la película Cruising (1980), un film de tinte sadomasoquista y gay.

    Jon Hamm

    En una entrevista con la revista Vanity Fair, Jon Hamm reveló que antes de convertirse en una superestrella de la televisión gracias a Mad Men, tuvo un breve paso de en la industria porno. Hamm relató que en sus inicios trabajó en el departamento de diseño de producción en una productora de películas porno softcore (porno blando), en las que no se ven escenas sexuales explícitas.

    Necesitado de dinero y de un trabajo, una amiga le ofreció sustituirla. “Había perdido mi trabajo en un catering y mi amiga me dijo que me quedara con el suyo”, explicaba el actor. John asegura que al principio dudó ya que no sabía en qué consistía el trabajo, pero toda esa desconfianza se desvaneció cuando supo que se trataba de organizar accesorios y decoración en el set de rodaje.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí