Cuando ver a alguien fumando seduce y erotiza

La capnolagnia, fetichismo que trata sobre la atracción sexual a la gente fumadora. Te contamos con detalle en qué consiste.

 

Para algunas personas no hay nada más erotizante que ver a alguien fumar, dar pitada a un cigarrillo (o habano) y soltar unas bocanadas de humo de forma sensual.

Este deseo tiene un nombre: ‘capnolagnia’, un tipo de fetichismo que no llega a ser una parafilia de riesgo (evidentemente, sin tener en cuenta el riesgo que supone para la salud el fumar).

Aunque este fetiche sexual puede tenerlo una persona de cualquier género, durante mucho tiempo se ha asociado hacia la mujer fumadora y la sensualidad que su acto desprendía, aunque cabe destacar que es común encontrarlo también entre colectivos homosexuales.

Los terapeutas en sexo y psicólogos tratan de dar respuesta a sobre por qué puede atraer tanto a algunas personas ver a alguien fumar. Algunos señalan que puede provenir de la infancia de esos individuos, cuando observaban fumar a los adultos que los rodeaban y pueda haber en ello algún tipo de complejo de ‘Edipo’ o ‘Electra’ (hijos o hijas que sienten cierta atracción hacia uno de sus progenitores).

Otra de las posibles causas de la atracción hacia las personas fumadoras (y en este caso de mujeres que fuman) puede estar en que antiguamente estaba socialmente mal visto el tabaco entre la población femenina y que se vinculaba a ambientes libertinos (fiestas privadas, burdeles, cabarets…).

Las campañas antitabaco de los últimos años y el hecho de considerarse el hábito de fumar como algo mal visto e insalubre también propicia que algunos individuos sientan una irrefrenable atracción por personas que se saltan esas normas o realizan un acto que empieza a convertirse en tabú en según qué lugares.

Dejar respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí