Swingfields: el festival swinger más grande de Europa

Se trata de una gran fiesta que congrega a miles de personas de mente abierta con el fin de probar nuevas experiencias en sus relaciones interpersonales

 

Una pequeña aldea en Worcestershire, Inglaterra, será el lugar en donde se lleve a cabo el Festival Swingfields, una gran fiesta que congrega a miles de personas de mente abierta con el fin de probar nuevas experiencias en sus relaciones interpersonales.

De acuerdo con el portal británico Metro, asistentes a este festival en años anteriores han comentado que se trata de un evento “amistoso”, otros lo describen como “uno de los mejores festivales a los que he asistido”, mientras que algunos son un poco más explícitos y advierten que son “tres días de diversión hedonista que te dejarán sin aliento”.

La palabra swinger hace referencia a aquellas personas con un estilo de vida que implica el intercambio de parejas con otras personas en el aspecto sexual. Esta actividad, para que sea considerada como tal, debe ser consensuada entre todos los involucrados en ella.

Además de los principales atractivos que consisten en las ganas por relacionarse con más gente, en el festival también habrá bandas de música, DJs, así como áreas con juegos temáticos.

Swingfields tuvo su primera edición en 2013 y únicamente asistieron 250 personas. Sin embargo, con el pasar de los años ha logrado sumar más miembros que conviven entre sí en un espacio donde se sienten cómodos.

Los precios de las entradas varían y pueden ir desde los 105 euros (117 dólares) para las mujeres solteras, mientras que los hombres y las parejas pagan más; además, a los varones solteros les será más complicado conseguir entradas, pues sólo el 10% está destinado a ese sector. Esto, según la guía del festival, es con el objetivo de equilibrar a los asistentes.

Una de las medidas más interesantes en cuanto a organización consiste en la entrega de pulseras para entrar, con la particularidad de que éstas tienen un diferenciador a las de cualquier otro evento y es que son de varios colores con el fin de expresar a los demás invitados cuál es la preferencia sexual de esa persona.

Desde 2015, los organizadores han llevado a cabo varias medidas de seguridad que aumentan la privacidad e impiden el ingreso con teléfonos celulares a las áreas comunes del festival.

“Usted puede usar los teléfonos en la privacidad de sus propias tiendas SOLAMENTE. Cualquier celular visto que se use y no sea en las áreas permitidas será confiscado hasta que se vaya”, advierten.

En este orden de ideas, no se permite el acceso a periodistas y para asegurarse de eso, los asistentes deben pasar por varios filtros a la hora de comprar su boleto, los cuales consisten en tener un perfil en algún sitio de la comunidad swinger y que haya sido verificado por al menos cuatro personas distintas.

Con el fin de garantizar la seguridad de las mujeres que asisten al festival, a los varones se les extendió una serie de reglas para que tengan relaciones respetuosas y educadas. En el caso de que se llegase a incumplir alguna de esas reglas, el individuo en cuestión sería expulsado del festival.

La polémica alrededor del festival. El equipo de Swingfields no da a conocer el lugar en donde se llevará a cabo el festival sino hasta 48 horas antes de su inicio con el objetivo de mantener un mayor grado de privacidad; no obstante, eso resultó contraproducente en esta ocasión.

La razón de la problemática es que se desarrollará muy cerca del Shire Jam 2019, un evento dirigido a niños exploradores de la zona circunvecina.

Al respecto, un asistente al festival declaró para el diario inglés The Sun que “los padres que dejan a sus pequeños lejos para un fin de semana de actividades inocentes no tendrán idea de lo que realmente está sucediendo por aquí. Es embarazoso y torpe para todos los involucrados”.

Dejar respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí