Los millennials, ¿son tan saludables como parecen?

Científicos estudiaron si el gusto de los jóvenes adultos por el mercado del bienestar se traduce en un estilo de vida sano

 

Científicos estudiaron si el gusto de los jóvenes adultos por el mercado del bienestar se traduce en un estilo de vida sano

La Federación de Organizaciones de Seguro de Salud de Estados Unidos (Blue Cross Blue Shield Association) realizó un análisis de los 55 millones de millennials asociados en 2017 -que en ese momento tenían entre 21 y 36 años-. Según el informe publicado, si bien en promedio presentaron un buen estado general de salud, prácticamente todos los indicadores de problemas que afectan a los jóvenes americanos aumentaron entre 2014 y 2017.

Entre las cifras que se incrementaron se encuentran la depresión -que subió un 31%-, los trastornos de la salud mental -que se elevaron en un 15%- y el abuso de sustancias -que creció un 10%-. Lo que observaron los autores de la publicación fue que la salud comenzó a declinar a partir de los 27 años. Asimismo, esta tendencia podría ser peor que lo esperado para un envejecimiento normal.

Con lo cual, al parecer el gusto de los millennials por la vida sana no se traduciría en un bienestar real. De hecho, salieron perdiendo en una comparación con su franja etaria anterior, la Generación X (nacidos desde mediados de los 60 hasta principios de los 80). Si bien ambos grupos tuvieron tasas relativamente altas de problemas vinculados a la salud mental, el aumento de patologías cardiovasculares y endocrinas fue lo que perjudicó a los millennials en el cotejo.

Hacia dentro de esta generación también surgieron algunas disparidades: las mujeres presentaron un peor estado de salud que los hombres, ya que son diagnosticadas con mayor frecuencia con depresión, diabetes tipo 2 e inconvenientes endocrinos. El estudio no indagó en los motivos detrás de los resultados.

Los autores del informe señalaron la urgencia de que la comunidad asociada a los cuidados en la salud reconozca estos problemas, dado que esto repercutirá en la economía americana en las dos próximas décadas.

Dejar respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí