VIH: en cinco años, bajó la edad de llegada al diagnóstico

La máxima pasó de los 50 años a menos de 45. Sería por mayor acceso a las pruebas. La tasa de nuevos casos se mantiene estable

ellos online

 

En Argentina, hay 129 mil personas que viven con VIH; 11.038, en Córdoba. Sin embargo, estos números serían mayores, porque según la Secretaría de Salud de la Nación, hay aproximadamente un 20 por ciento de personas que tienen el virus y no lo sabe. Es por ello que la cartera alienta a realizarse testeos, que permiten no sólo aplicar un tratamiento tempranamente, sino también reducir la transmisión al disminuir la carga viral en el organismo.

La tasa de incidencia anual ha ido disminuyendo progresivamente en la provincia: según la cartera sanitaria provincial, cada cien mil habitantes, hubo 15,8 casos nuevos en 2011; 16,4 en 2012; 18 en 2013; 15,4 en 2014; 14,4 en 2015; 12,2 en 2016, y 12,3 en 2017.

En el último quinquenio, la edad máxima en la que se recibió el diagnóstico pasó de 50 años a menos de 45 años.

La secretaria de Prevención y Promoción de la Salud de Córdoba, Analía Cudolá, señaló que esto está relacionado con el aumento de la accesibilidad al diagnóstico “Más tempranamente la gente reconoce la importancia del examen. Además, se realizan testeos móviles y rápidos en espacios no convencionales”, afirmó.

En todo el país, el 83,5 por ciento de las personas que viven con VIH y tienen diagnóstico están en tratamiento y, según la cartera sanitaria nacional, la mayoría se atiende en el sistema público de salud.

El área conducida por Adolfo Rubinstein precisó que por cada dos varones con VIH, hay una mujer con el virus. La tasa de mortalidad, en tanto, prácticamente no se ha modificado, y hasta 2016 era de 3,4 personas por 100 mil.

Medicamentos. En un año en el que circularon versiones de que la cobertura oficial de los medicamentos estaba en riesgo, Cudolá aseveró que “si bien hubo demoras en las entregas desde la Nación, el tratamiento en Córdoba está garantizado”. “Ante retrasos y discontinuidad, en algunas oportunidades hemos salido a comprar las drogas”, apuntó la funcionaria cordobesa.

En tanto, a través de un comunicado, la subsecretaria de Prevención y Control de Enfermedades Comunicables e Inmunoprevenibles de la Nación, Miriam Burgos, declaró: “La actual situación del VIH como enfermedad crónica transmisible genera nuevas posibilidades (y necesidades) de abordaje, que implican cambiar el modo sanitario tradicional de gestión vertical, necesario en los primeros años de la epidemia, a una respuesta integral en salud que asegure calidad según las necesidades de las personas”.

“El actual desafío consiste en ampliar la oferta de acciones en prevención, e implementar y consolidar un modelo de cuidado integral mediante la descentralización del cuidado de la salud, construido en los territorios y con la comunidad”, añadió. Agregó que esas acciones deben ser guiadas por principios como “la universalidad, la accesibilidad, la información de calidad y la participación social”.

Más del 98 por ciento de las nuevas infecciones se producen por relaciones sexuales sin protección, por lo que, tanto los funcionarios nacionales como los provinciales insisten en la importancia del uso de preservativo. En ese sentido, para Cudolá hubo un “relajamiento” en la principal estrategia de prevención. Eso se advierte también en las estadísticas de otras infecciones de transmisión sexual, como son la sífilis. Según Nación, la tasa de casos de sífilis reportados en varones y en mujeres jóvenes y adultos se ha triplicado entre 2013 y 2017, ya que pasó de 11,7 a 35,2 por 100 mil.

Acciones por el Día Mundial de Acción contra el sida mirá aquí

 

Comentarios

comments

Navidad en el Bosque

Dejar respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí