Cómo no tener sexo con tu ex, según un experto

Tener relaciones sexuales con tu ex no siempre es una mala idea, pero si prefieres evitarlo, aquí hay algunas maneras de eludir el impulso.

ellos online

 

Entonces: digamos que recientemente pasaste por una ruptura. O tal vez no fue recientemente, pero aún tienes sentimientos por tu ex, porque hacerlos desaparecer es un enigma gigante y conlleva un gran proceso (pero eso ya lo sabes). Estos sentimientos no implican necesariamente que todavía ames a tu ex y quieras que vuelvan a estar juntos, aunque esa también es una posibilidad. Puede ser que sientas enojo, soledad, tristeza, resentimiento, ¡demonios, hasta podrías sentir emoción! Lo que pasa con el espectro humano de las emociones es que casi ninguno de esos sentimientos te impiden ponerte sensual.

Esto lo sabemos bien, pero en los momentos en los que buscamos saciar nuestras ansias de sexo, intimidad, o simplemente de tener una compañía familiar, lo que sabemos que es mejor para nosotros y lo que terminamos haciendo pueden ser dos cosas completamente distintas. Para ayudarte a atravesar estos momentos de vulnerabilidad, le pedí ayuda a la coach y terapeuta en amor y relaciones Teresa Thomas M.S.

Antes de entrar de lleno al tema, TeresaThomas, coach y terapeuta en amor y relaciones, nos recuerda que la idea de que acostarte con tu ex es algo malo no es una verdad monolítica. Para algunas personas, “una última vez” puede ser una forma de cerrar ese ciclo, o puede servir también como recordatorio de que realmente no se están perdiendo de nada. Dicho esto, la guía que presentamos a continuación es para aquellos que ya decidieron que es mejor para ellos no volver a tener sexo con su ex. Thomas también enfatiza que es especialmente importante que no te involucres en ningún tipo de relación, ya sea física o de otro tipo, con un ex abusivo o tóxico para tu salud mental o física.

Debes recordar
1.Por qué se acabó. 
Evitar acostarte con tu ex es un juego de poner a la mente sobre la materia. Como tal, hay cosas que querrás recordarte a ti mismo cada vez que tus dedos empiecen a anhelar enviar un mensaje que diga “¿estás disponible?”. “Lo que sí creo que es importante comprender es por qué esa persona es tu ex”, dice Thomas. “¿Cuáles fueron las circunstancias en torno a su ruptura y qué pasa con esa persona o contigo, o incluso con su relación que los llevó a terminar?”. Quizás te mintió, tal vez sólo era flojo, o no era lo suficientemente flojo, tal vez odiabas su forma de masticar. Sea lo que sea, ahora es un buen momento para recordar las cosas que no te gustaban ni de tu ex ni de ti cuando estaban juntos.

2. Cómo te afectará que tengan sexo de nuevo. Sé que en lo que menos quieres pensar es en tu futuro cuando es tarde, estás caliente y en soledad, pero deberías hacerlo. Si eres del tipo de persona que siente un mayor apego como resultado de la intimidad sexual, realmente piensa en cómo una noche (en realidad, más o menos 15 minutos) de sexo va a afectar y potencialmente retrasar el progreso emocional que has logrado desde la ruptura.

También considera el rol (o la ausencia de rol) que te gustaría que tu ex tuviera en tu vida. “Cuando tratas de romper los lazos con alguien de manera permanente —no quieres ser su amigo, realmente sientes que su presencia en tu vida es tóxica—, dormir con esa persona definitivamente no es buena idea”, dice Thomas.

3. Que tus sentimientos son validos. “Cuando una relación se termina, no necesariamente significa que tu conexión emocional con esa persona ha terminado”, nos dice. “A veces nuestro corazón tiene que ponerse a la par de nuestra mente”. El hecho de que aún sientas algo por una persona no significa inherentemente que la ruptura haya sido un error, sólo significa que eres humano. La verdad es que las personas por lo regular tienen sexo con sus ex por razones mucho más profundas que la lujuria. “Cuando decidimos irnos, la mayoría de las veces, las personas seguirán teniendo relaciones íntimas con su ex debido a la conexión emocional que aún mantienen”, dice Thomas. Ella señala que, culturalmente, asumimos que una ruptura significa el fin de estos sentimientos, pero ése rara vez es el caso. Date tiempo para sentir todos tus sentimientos, pero recuerda que no tienes que actuar en consecuencia a ellos (si ya decidiste que no es lo mejor para ti).

4. Si caes en la tentación… Si terminas teniendo sexo con tu ex, no todo está perdido. “Número uno, yo diría, que no seas duro contigo mismo, no entres rápidamente en el modo de culpa o arrepentimiento”, dice Thomas. Ni la culpa ni el arrepentimiento son productivos. En lugar de eso, “encuentra más formas de ser responsable contigo mismo”, nos dice. Thomas sugiere que evalúes las circunstancias que te llevaron al encuentro sexual y que las uses para asegurarte de que no vuelva a suceder. Tal vez debas evitar cierto bar o cafetería. Aprovecha este momento para pensar pragmáticamente sobre tu futuro en lugar de lamentarte por el pasado.

Lo que debes hacer
1. Mantén un diario. 
A veces pensar las cosas no es suficiente, por lo que puede ser útil contar con ayuda visual. “Realmente es bueno anotar las cosas”, dice Thomas. “Lleva un diario o intenta escribir una lista que se centre en las conclusiones a las que llegaste cuando tomaste la decisión [de no acostarte con tu ex]”. Ella sugiere que mantengas una lista de las razones por las que rompieron, que enumeres los pros y los contras de acostarte con tu ex, o que simplemente anotes tus sentimientos, cualquier opción que te haga sentir mejor. Pensar y escribirlo en papel o decirlo en voz alta puede ponerte en una situación en la que es menos probable que tomes una decisión precipitada, como preguntarle a tu ex si quiere visitarte y ver el final de Sharp Objects sabiendo perfectamente que eso no es lo que harán.

2. Incluye a tu ex en esta conversación. Confío en que cualquiera puede tener fuerza de voluntad si se lo propone, pero evitar dormir con tu ex es mucho más difícil cuando te sigue enviando mensajes. Thomas dice que establecer límites es crucial, aunque eso depende de ti. Quizás te cause más tentación acostarte con tu ex cuando te envía mensajes de texto por la noche o te envía un meme divertido en Instagram. Si no quieres estar en esa posición, puedes pedirle que no se comunique contigo en ciertas plataformas o a determinados horas, o que corte toda comunicación por un período definido o indefinido. Si tu ex sigue haciendo avances, puedes ser franco. Intenta: “No me voy a acostar contigo, y debes dejar de hacerme eso”. Bloquear su número también funciona.

3. Establece límites para ti también. Superar una ruptura lleva tiempo y, “durante ese tiempo, vas a tenerte que imponer límites estrictos”, dice Thomas. Tal vez eres tú quien hace los intentos de acercarte, tal vez ver a tu ex luciendo increíble en Instagram puede arruinarte todo el día; sea lo que sea, los límites autoimpuestos son lo mejor, si no es que lo más necesario después de una ruptura. (De lo contrario, podrías sorprenderte a ti mismo revisando las fotos de tu ex por tercera vez en un sólo día). Bloquear o eliminar a tu ex de tus redes no son siempre actos de hostilidad, a veces son autoprotección pura.

Si trabajas o asistes a la escuela con un ex, es posible que no puedas darte el lujo de elegir cuándo verlo o no. Ponerte límites, como elegir no coquetearle o dejar de formar parte de grupos de estudio que compartan o cambiar turnos, es una forma de mantenerte alejado de situaciones comprometedoras.

4. Sacia tu deseo sexual en otra parte.  Si te sientes tentado a contactar a tu ex con la esperanza te tener sexo, intenta alejarte primero y luego revalúa la situación. Si lo que buscas no son tanto los orgasmos, sino la intimidad, ¡recuerda que el mundo está lleno de otras personas a las que también les gusta el sexo! Sin embargo, tú te conoces mejor que cualquiera: si acostarte con gente nueva te hace sentir incómodo, puede que eso no sea para ti, y eso también está bien.

Lo bueno de una ruptura (porque tiene cosas buenas) es que tendrás mucho más tiempo en sus manos. Amar a otra persona requiere mucho trabajo y energía, y ahora puedes dedicar ese trabajo y energía a ti mismo, tu salud, tus ambiciones y tu felicidad. Como dice el meme: “Sí, el sexo es genial, pero ¿alguna vez has probado ponerte a ti mismo en primer lugar?”.

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí