Los hechos ocurrieron el pasado jueves en la unidad de maternidad del Hospital Universitario de Valencia, donde una joven, blanca y de 24 años de edad, dio a luz un precioso niño que pesó al nacer 4,2 kilogramos.

Lo curioso del caso es que a pesar de que la pareja de la madre también es de “raza
blanca” el bebé nació claramente más morenito que ambos y con claras
evidencias de ser negro.

Tras el parto y una vez en la habitación el joven pidió explicaciones a la madre de la criatura, a lo que ella respondió que «la culpa la tienes tú con esa manía que te ha entrado de tomar café a toda hora»

«Me siento mal por haber dudado de mi pareja. Es cierto  que últimamente bebo mucho café y eso puede haber influido de alguna manera” explicó el joven que a pesar de la recomendación de los médicos de que solicitara una prueba de paternidad se negó en rotundo a ello. “Confío plenamente en mi pareja, ella dice que muchas veces las pruebas de paternidad fallan, así que no me la haré”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí