Los gais sufrimos más porno por venganza

Los homosexuales que usamos la red con asiduidad somos los más propensos a sufrir el fenómeno “porno por venganza”.

 

Hoy en día todos estamos expuestos en la red, y si hay carne de por medio, la cosa se pone más interesante, como es el caso del “porno por venganza”, que se refiere a publicar online desnudos o casi desnudos de una persona sin su consentimiento.

Este fenómeno se ha dado a conocer, ya que muchos actores y famosos la han sufrido, como es el caso de Jennifer Lawrence, a la que los hackers le robaron fotografías desnudas para hacerlas públicas por la red.

¿El motivo? La mayoría de las veces no es dinero, chantaje, venganza o pornografía sino consentimiento y privacidad, convirtiendo al “porno por venganza” en una forma de violación, sobre todo en cuanto al derecho a la privacidad.

Se trata por tanto de una invasión a nuestra privacidad, que aumenta a medida que aumentan lo portales y aplicaciones de móviles.

Según unos investigadores norteamericanos, uno de cada 25 ciudadanos estadounidenses han sido amenazados o han sido víctimas del “porno por venganza”, representando el 17% de los usuarios gay de Internet, contra el 2% de los heterosexuales. Esto convierte a nuestro colectivo a ser a los que nos enfrentamos a mayor riesgo de sufrirlo.

Las personas que sufren el “porno por venganza” sufren muchos problemas que afectan a todos los ámbitos de su vida, pudiendo incluso terminar en tragedia como sucedió en 2010 donde Tyler Clementi, alumno de la Universidad de Rutgers, tuvo experiencias íntimas en la residencia estudiantil y su compañero de habitación lo grabó, para luego enviar las imágenes a Twitter. Clementi terminó por suicidarse.

En muchos casos, no son grabados o fotografiados sin su consentimiento, sino que es la persona la que se hace las fotos y se las envía a su amigo o novio, pero obviamente, sin la intención de que lo vea todo el mundo.

Dejar respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí