¿Quieres ser feliz?, elige de quién te rodeas

La manera más fácil de asegurar la felicidad no tiene nada que ver con las experiencias, los bienes materiales o tu filosofía personal.

 

Hay dos premisas que llevaron a Moran Cerf, un neurólogo de Northwestern University , a hacer dicha aseveración. La primera, que la toma de decisiones es algo cansado. Estudios han probado que los humanos tienen una cantidad limitada de energía mental dedicada a elegir. La segunda, que los humanos falsamente creen que están en completo control de su felicidad dependiendo de las decisiones que tomen. Así que mientras tomemos las mejores decisiones, sin duda, lograremos la satisfacción en la vida.

Cerf rechaza esta idea, la verdad es que la toma de decisiones es siempre subjetiva, lo que hace que nuestro juicio no sea el más adecuado. La gente se confunde y recuerda malas experiencias como buenas y al revés; dejan que sus emociones conviertan una decisión racional en una irracional; y utilizan señales sociales para inconscientemente tomar decisiones que normalmente evitarían.

Los compañeros se vuelven muy parecidos. Su estudio encontró que cuando dos personas se acompañan, sus ondas cerebrales comienza a parecerse hasta ser casi idénticas. Sus modales, el olor del cuarto, el nivel de ruido y muchos otros factores influyen de igual manera en ambos.

Esto significa que la gente con la que te rodeas tiene un impacto en como te relacionas con la realidad, más allá de lo que se puede explicar, y uno de los efectos es que se vuelven muy parecidos.

También afecta el comportamiento y estado de ánimo de la gente, la gente depresiva tiende a deprimirte; la gente que habla muy rápido, incrementa el ritmo de la conversación; los comediantes hacen que la gente se sienta más cómoda y divertida, etc.

Hay que tomar menos decisiones, menos importantes. Con estas premisas, Cerf concluye: si la gente quiere maximizar su felicidad y minimizar su estrés, deben construir una vida que requiere de menores decisiones, rodeándose de gente que tiene las características que ellos prefieren. Con el tiempo, naturalmente obtendrán esas actitudes y comportamientos deseados. Al mismo tiempo, evitarán gastar energía en tomar decisiones poco importantes, para canalizarla a las que realmente importan.

Lo mismo aplica para aquellos que quieren hacer más ejercicio, ver menos TV, aprender un instrumento musical, o ser más sociable, en todos los casos, lo más importante para lograrlo es, elegir de quien te rodeas. Esa es la decisión que tienes que tomar.

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here