¿Tener sexo o dormir? Un dilema genético

Un circuito neuronal regularía la interacción entre el sueño y las relaciones.

 

Millones de años de evolución han determinado todas las características de los seres vivos: cómo comen, cómo crecen, cómo interactúan, cómo duermen e, incluso, cuándo y cómo tienen sexo.

En algunas ocasiones, se produce un dilema: ¿es mejor tener sexo o dormir? Según estudios recientes realizados en moscas de la fruta, que son uno de los modelos favoritos para hacer estudios de genética y neurología, las mismas tienen un circuito cerebral destinado a tomar esta decisión.

Lo más destacado de la investigación, realizada por miembros de la Universidad de Yale, es que hembras y machos no comparten la misma opinión sobre el tema. “Hemos descubierto que una conexión neuronal específica regula la interacción entre cortejo y sueño”, sostuvo Michael Nitabach, uno de los autores.

La investigación. A partir de los experimentos, descubrieron que, en el caso de los machos, las moscas que llevaban mucho tiempo sin dormir mostraban poco interés en la reproducción. En cambio, con las hembras pasó lo contrario.

Según explicaron los investigadores, esto tendría una explicación evolutiva. Para los machos, quedarse dormido es una forma pésima de pasar sus genes pero, para las hembras, estar receptivas sexualmente mientras están medio dormidas no es tan problemático.

Aparte de esto, los científicos de Yale han explorado las conexiones neuronales que existen en los pequeños cerebros de estos animales para regular estas características. Tal vez, en los humanos exista un mecanismo similar pero mucho más complejo, sostuvo Nitabach.

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here