Neutrois – también conocidos como genderqueer o género binario – son todos aquellos quienes no logran, o no quieren, identificarse con algún sexo, masculino o femenino, y por lo tanto su apariencia mezcla estas dos identidades en una lucha por el reconocimiento de este espectro de género dentro de la comunidad LGBT.

Esta comunidad altera el concepto de sexualidad dentro de una sociedad que identifica sólo dos géneros, pues integran un grupo que no encuentra bien identificarse con uno. Aunque biológicamente su sexo sea el de un hombre o una mujer, un neutrois no está de acuerdo en definirse como uno u otro. Para ellos una persona puede poseer características de ambos sexos, tanto físicas como de personalidad. Para algunos puede resultar confuso porque su apariencia remite a identificarlos como homosexuales (aunque no necesariamente lo sean), pero sí pueden tener distintas orientaciones sexuales –heterosexual, bisexual e, incluso, asexual. Poco a poco la comunidad neutrois se centra en el ojo público, y con ello, su reconocimiento social.

Desde que la teórica Judith Butler determinó que el género no es algo con lo que se nazca, sino la condición que se actúa a diario. Los cuestionamientos a estas reglas sociales, que se hacen pasar por naturales, no dejan de sucederse algunas veces como teorías y otras como prácticas.

Prefieren la indeterminación, el espacio “in-between”, el pliegue de posibilidades identitarias, el desdoblamiento queer, que desestabiliza y sabotea las creencias generales, a subyugarse a reglas caprichosas de género.

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here