Creados en 1930 por un médico de Estados Unidos como examen de ingreso para el ejercito, desde entonces están en todas las pruebas de acceso a oposiciones y en métodos de entrenamiento del ejército. Con una ejecución variable desde la básica hasta las más variadas, su ejecución depende la condición física de la persona y su o destreza.

Esta ejercicio no es para todos, no todos los organismos están preparados para su intensidad. Tal es así, que incluso muchos “crossfiteros” lo consideran un reto.

Los burpees trabajan todo el cuerpo. Tanto los grupos musculares principales más grandes, como los pectorales, los de la espalda o las extremidades inferiores, como los músculos accesorios más pequeños del torso, los hombros y los brazos se ven muy involucrados. Por lo tanto, se pone atención en múltiples zonas del cuerpo de forma simultánea y directa.

¿Cómo se logra un burpee?. El burpee es un ejercicio en la que se trabaja la resistencia en sólo 4 movimientos con los que se puede trabajar todo el cuerpo:

• En cuclillas o agachados con las manos en el suelo y la cabeza erguida.

• Ponemos las dos piernas con los pies juntos hacia atrás y acto seguido hacemos una flexión.

• Recogemos las piernas con los pies juntos para volver a posición inicial.

• Nos levantamos dando un salto y una palmada al aire.

Hacer series de burpees es también un excelente “quemagrasa”, ya que nuestro cuerpo necesita una gran cantidad de calorías para trabajar todos los músculos que se mueven en nuestro cuerpo cuando realizamos burpees. Con este ejercicio aumenta nuestra frecuencia cardíaca lo que incluso hace que quememos calorías incluso cuando estamos en reposo por el exceso de consumo de oxigeno.

La activación metabólica es tal que al realizar una serie de repeticiones conseguiremos una aceleración del mismo y una quema mayor de calorías que con otros ejercicios más convencionales.

Respiración en un burpee. Encontrar un ritmo adecuado en la ejecución de los burpees es fundamental. Hay pocos ejercicios que sean tan agotadores en todos los niveles como un burpee. Si comenzás a realizarlos en forma rápida y sin prestar atención a la respiración, puede que te vaya bien los 15-20 primeros burpees, pero a partir de ahí, comenzará el calvario. No significa que no se puedan realizar rápidamente, sino que se hagan a un ritmo constante que te permita realizar todas las repeticiones prescritas por tu profesor o entrenador de manera eficiente.

Los beneficios de este ejercicio son innumerables según los deportólogos, pero entre los pros sostienen que los burpees pueden ayudar a mejorar la capacidad física, a quemar más calorías, perder peso, obtener más fuerza en piernas, pecho, muslos, isquiotibiales, brazos y abdominales, entre otros.

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here