Ya sabemos por qué las estatuas tienen miembros tan chiquitos

“Los penes grandes eran asociados con características muy específicas: estupidez, lujuria y fealdad”.

 

La sexualidad ha sido, es, y será, un tema relevante y de actualidad en todas las sociedades, y en todas las civilizaciones. Es uno de esos temas que no parecen resolverse, y que comparten denominadores comunes en todas sus épocas, a través de los milenios.

Y, si alguna vez has escuchado que, debido a la enorme distancia, cuando ves la luz de una estrella muy lejana, en realidad estás viendo la luz que emitió en el pasado, de igual manera, cuando ves los penes en las estatuas de las antiguas civilizaciones, estás echando un vistazo a la historia y a las tradiciones de aquellas épocas.

Probablemente, esos penes pequeños, a muchos les den risa, pero una historiadora muy observadora encontró el enorme contenido cultural que tienen.

Ella se llama Ellen Oredsson, es una Historiadora del Arte, con un sitio web llamado: “How To Talk About Art History” (Cómo hablar de la historia del arte). Cuando Ellen notó las reacciones de sus lectores frente a esos mini órganos en las estatuas, respondió lo siguiente:

“Los valores acerca de la belleza masculina eran completamente diferentes en ese entonces”.

“En la actualidad, los penes grandes son vistos como poseedores de gran valor y masculinidad, pero en esos tiempos, la mayoría de las evidencias muestran que los penes pequeños eran considerados mejores que los más grandes”.

“Los penes grandes eran asociados con características muy específicas: estupidez, lujuria y fealdad”.

La historiadora señala que los hombres de la antigua Grecia encontraban el verdadero valor en su cerebro y no en la entrepierna.

“El hombre griego ideal era racional, inteligente y autoritario. Puede que haya tenido mucho sexo, pero esto no estaba relacionado al tamaño de su miembro, y un pene pequeño le permitía seguir siendo interesante y lógico”.

Ahora ya sabes, cuando conozcas a un hombre con un pene pequeño, recuerda que se trata de un tamaño “Griego Perfecto”, y que el verdadero valor está en el intelecto.

Dejar respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí