Tips para un sexo oral más seguro

Lo bueno es que con precauciones simples se puede reducir el peligro.

 

Aunque la probabilidad de contagiarse con VIH mediante el contacto entre la boca y el pene es baja, sí hay mayor riesgo de contraer otras enfermedades de transmisión sexual.

Las autoridades de sanidad sugieren usar condón durante el sexo oral, pero muchas personas consideran que chupar el pene con condón no es agradable ni placentero tanto para el hombre que suministra como para el que recibe.

Si decides no usar preservativo en el sexo oral, a continuación, encontrarás algunos consejos que sirven como medidas de precaución para reducir la probabilidad de contraer una enfermedad.

Evita que eyaculen en tu boca ni eyacules en la boca de otro. El semen, al igual que cualquier otro fluido corporal, contiene altas concentraciones de virus si la persona está infectada con VIH u otra enfermedad venérea como sífilis y gonorrea.

El virus se transmite cuando los fluidos penetran el torrente sanguíneo de otra persona sana. Si tienes sexo oral con cualquier persona fuera de una relación monógama es mejor evitar que terminen en tu boca, aunque hay personas que se excitan con esto.

Para ello es preferible sentar ciertas reglas antes de tener sexo. Si se produce la eyaculación dentro de la boca, lo más prudente es escupir el semen y no ingerirlo.

No practiques sexo oral si tienes heridas en la boca. Cualquier tipo de herida incluso microscópica puede facilitar el contagio de un virus.

Por eso es sugerido evitar esta práctica sexual si tienes heridas en la boca, ya sea llagas, aftas, cortaduras, caries abiertas o aparatos ortodóncicos como los frenos metálicos.

Lo mismo se aplica para tu pareja si es la que suministra sexo oral.

No uses hilo dental ni cepillo de dientes. Si vas a salir a la disc o te vas a encontrar con una potencial pareja sexual, no uses cepillo de dientes ni hilo dental pues ambos métodos de limpieza bucal pueden ocasionar abrasiones en las encías. Es preferible que utilices enjuague bucal.

También es recomendable que inmediatamente después de estimular un pene con la boca, la persona se enjuague con una solución que elimine las bacterias.

Inspecciona el pene de tu pareja antes de introducirlo en la boca. De esta manera puedes buscar lesiones, cortaduras o llagas, al igual que pequeñas ampollas típicas del herpes genital.

Si se presentan algunas de estas condiciones, es preferible no tener sexo oral, igual que si el pene muestra una secreción blanca amarillenta o si su glande está inflamado.

No confíes en una persona simplemente porque alegue que las marcas son consecuencia del clima o una actividad. Estas características puedes ser mejor observadas cuando el pene está erecto y muestra todo su tamaño. Por supuesto, recuerda ser discreto en la revisión.

Sé cauteloso en el uso de drogas y el número de parejas. Es preferible evitar cualquier tipo de drogas o consumo de alcohol durante las relaciones sexuales, particularmente con desconocidos, porque te desinhiben y a la vez inciden en que pierdas la noción de tus acciones, aumentado el nivel de riesgo.

También es recomendado limitar el número de parejas con las que tienes sexo ya que suministrar sexo oral a muchas personas en poco tiempo incrementa el traumatismo en la garganta.

Si crees que te has expuesto a una enfermedad de transmisión sexual busca ayuda inmediata de un médico antes de que se manifieste algún síntoma. Recuerda siempre practicar un sexo seguro.

Dejar respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí