El accesorio que todo hombre debe tener este invierno

Chalinas y bufandas: cuáles elegir y cómo usarlas

 

Los hombres tienen muy pocos accesorios para elegir a la hora de dar un touch diferenciador a su look. A diferencia de las mujeres, se ven obligados a hacer mucho con muy poco. Más allá de chalinas o bufandas, pañuelos, guantes, anteojos y, alguna que otra cadena y pulsera -muy bien seleccionadas, por cierto- la lista opciones de anexos no se extiende mucho más que eso. Así que aquí te ayudamos a elegir lo mejor para que puedas definir tu propio estilo, siempre cuidando la sobriedad y la elegancia.

Hoy vamos a ver las bufandas y chalinas como accesorio fundamental para el otoño y el invierno.

Veamos el caso de las chalinas. Son un gran complemento para lograr un aspecto casual y canchero. Procurá elegirlas de poliéster, más bien largas -como para que puedas darte dos o tres vueltas alrededor del cuello-, con flecos, que no sean angostas y, preferentemente, con algún motivo -cuadros, rayas o con arabescos, por ejemplo-.

Algunos optan por chalinas más cortas.

Veamos el caso de las bufandas.También las hay de distintas texturas, siendo las tejidas las más informales. Al igual que las chalinas, se usan tanto cortas como largas.

Con los sacos sport, las bufandas cortas se acoplan mejor sin afectar la formalidad del look, mientras que las más largas ameritan para cualquier ocasión aportando un toque bohemio y chic.

Los trajes no quedan fuera de estas reglas. Fijate cómo las chalinas de seda completan estos looks aportándoles puro glamour.

Así que ya sabés, comprate 3 o 4 chalinas o bufandas y combinalo con cualquier outfit. Poné tu sello.

Dejar respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí