‘Calchemise’: la camisa con calzoncillo incorporado que arrasa en Francia

La revolución en moda masculina triplica los objetivos de venta en el país europeo.

 

Desde la Place de Vendôme hasta Montmartre hay miradas de asombro. ¿Qué es esa prenda tan rara que lucen los garçonnes? ¿Es una camisa?  ¿Un bañador de principios del siglo XX? Nada de lo anterior. Ha nacido la calchemise. Esta nueva tendencia que ya es un éxito de ventas en Francia quiere dar la vuelta al mundo. Y si en la cuna de la moda se han aplicado el cuento, debe ser que esta prenda viene dispuesta a formar parte del armario masculino. La Torre Eiffel ha hablado.

“Extravagancia disimulada” lo han bautizado los franceses, y su nombre comercial esta compuesto de la unión de Caleçon (Calzoncillo) + Chemise (camisa). Si los bodies están arrasando en el armario femenino, al hombre del siglo XXI tampoco se le saldrá la camisa del pantalón (sin necesidad de llevar cinturón). Más allá de la extravagancia de lucirla a pierna descubierta, la calchemise es una prenda práctica que combinada con pantalones es indetectable.

El visionario ingeniero Simon Fréour tuvo la brillante idea de aunar estas dos prendas –a principios de 2009– cuando apreció el problema de que las camisas permanezcan sin moverse en el sitio correcto. Muchos pensarán que se trata de un mono femenino que ha cambiado de género, pero sea como fuere, ha conquistado las ‘rues’ y pretende hacerse con las calles españolas.

“Clásico, elegante, hipster… la calchemise se adapta a todos los estilos”, afirma el creador de este peculiar invento. Y con esta premisa, ha superado todas las expectativas. Con un precio que oscila entre los 50 y 65 euros, la calchemise ya ha conseguido triplicar sus objetivos de venta.

Dejar respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí