Encontrar pareja, el propósito más recurrente

Encontrar pareja es uno de los propósitos más recurrentes, pero para lograrlo es necesario entender (y aceptar) qué es lo que estamos buscando

 

Al comenzar el año, encontrar pareja es uno de los propósitos que encabeza el listado de muchas personas. Pero, para lograrlo es necesario reflexionar y autoconocerse para entender qué es lo que estamos buscando, o al menos, saber lo que no querés en una relación.

«Puede que a muchas personas no les quite el sueño esa perspectiva, pero sí a las que sueñan con tener una relación. Al cambiar la cabeza podrás ver cómo en muy poco tiempo estarás en el camino que tanto deseas», dice Valeria Schapira, experta en relaciones, quien además, comparte seis claves importantes para lograr concretar una relación.

  1. Antes que nada, preguntate si en verdad deseas tener un compañero y de qué manera lo querés. Muchas personas dicen que quieren conocer a alguien especial pero luego son incapaces de sostener un vínculo en el tiempo por falta de dedicación u temor al compromiso.
  2. Si tus heridas del pasado aún no sanaron, decidite a trabajar en su cicatrización para poder empezar un vínculo sano. Los resentimientos obstaculizan cualquier construcción porque amplifican viejos dolores y los proyectan hacia el presente.
  3. Visualizá qué tipo de relación querés. Como en cualquier orden de la vida, es importante tener en claro qué se desea para minimizar la posibilidad de errores. Uno de los ejercicios más sencillos es hacer un listado con dos columnas: de un lado las características ideales en ese hombre o mujer y del otro lado, lo que no se desea.

4.El miedo es el principal enemigo del buen amor. Por más que quieras protegerte del dolor, nadie tiene garantía de no salir herido de una relación. ¿Acaso vas a dejar que los temores tomen el control de tu vida? Perder la posibilidad de amar por miedo suena triste.

5. Los buenos amores se arman entre personas que tienen un buen aprecio de sí mismas y de los otros. Cuando no nos valoramos, no establecemos relaciones de paridad sino de apego, de dependencia. Mirate al espejo, sonreí a tu imagen, dedicale tiempo a tu vida interior y verás cómo eso se refleja en las nuevas relaciones que establezcas.

6. Cambia tu discurso; no se trata de andar gritando que «no hay hombres» o que «todas las mujeres son iguales», sólo estás afirmando un sentimiento de carencia que cerrará las puertas a tus posibilidades sentimentales. Vos sos merecedor de lo mejor, creételo. Y decí: «Este año encontraré a mi compañero de vida». Practicá afirmaciones positivas y dejá la negatividad de lado.

Dejar respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí