Se inyectó viagra en el miembro y las cosas terminaron mal

Un sujeto quiso probar el medicamento en extremo, pero debió acudir al hospital luego de que su miembro estuviera en estado de erección durante horas.

Un hombre tuvo que ser trasladado al hospital luego de que su pene casi explotara trasinyectarse viagra. El caso salió a la luz en el sitio de redes sociales Reddit, según lo publica el diario inglés The Mirror.
La historia comenzó cuando él y su esposa, de 27 años, decidieron probar algo nuevo. Anteriormente había visitado a un urólogo, a quien le había comentado de sus problemas de disfunción eréctil, y éste le recetó varias pastillas, aunque ninguna tuvo el efecto deseado.
El siguiente paso fueron inyecciones directamente en el pene. Al principio se opuso a la idea, pero después de hacer algunas investigaciones sobre los efectos, decidió probarlo.
Inicialmente las cosas iban bien, pero cuando llegó el momento de parar, se encontraron con un problema: Su erección no se iba. Intentó de todo, sin resultados.
Le virtió agua fría, se tomó cuatro pastillas de Sudafed, como le sugirió el doctor cuando se tiene una erección fuera de control, decidió hacer ejercicio para los grupos principales de músculos, haciendo interminables series de flexiones y sentadillas… Nada.

«Tres horas más tarde me estaba empezando a doler de verdad … y yo estaba empezando a entrar en pánico”, señaló el hombre.

Sabiendo que el medicamento viene con una advertencia de que si se prolonga la erección más de cuatro horas se requiere atención médica, corrió a la sala de emergencias. Decirle a la mujer hispana y de edad avanzada que estaba en la recepción del hospital lo que le pasaba, no fue divertido.
El afectado relata que estaba retorciéndose de dolor, que no podía caminar y requirió una silla de ruedas debido a la sensación de roce contra sus pantalones mientras caminaba.
Durante todo el tiempo estaba torpemente cubriendo su erección, posteriormente le administraron dosis de morfina para que se calmara y 40 minutos más tarde, un equipo de médicos y enfermeras entró a la habitación donde estaba el paciente.
Como médico residente estaba una joven que le comentó que pensaba que todo eso era muy divertido y lo alegró de inmediato, contó que se burló de él y que fue vagamente coqueta.
Más tarde, con una aguja de mariposa procedieron a extraer una gran cantidad de sangre y los médicos se turnaron para apretarle el miembro. Después del incidente el hombre “afectado” confesó que le pareció una anécdota divertida, y aunque se aterrorizó por el suceso dijo que lo volverá a hacer de nuevo tan pronto como se recupere./nuevodiarioweb

Dejar respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí