69. Manual de etiqueta

Cuando se trata del 69, hay algunos pros y contras, pero el objetivo final es que sea una experiencia placentera para ambos

 

A algunas personas les gusta dar, a otras recibir, pero con la posición del 69 se puede tener lo mejor de los dos mundos. Esta posición está diseñada para tener sexo oral simultáneo.

Puede ser un poco difícil concentrarse en lo que estás haciendo con tu lengua cuando estás ocupado dándole sexo oral a tu pareja, pero recibir placer mientras lo haces bien vale la pena el esfuerzo.

Cuando se trata del 69, hay algunos pros y contras, pero el objetivo final es que sea una experiencia placentera para ambos. Algunas recomendaciones son.

Date un baño. Al igual que con todas las relaciones sexuales, especialmente las relacionadas con la estimulación oral, es imprescindible estar limpio y bien aseado. Nadie quiere ser recibido por olores desagradables o una selva de pelo, así que si vas a probar la posición del 69, limpia y manténlo recortado. Mejor aún, vayan a la ducha juntos para que puedan garantizar en ambos un olor y sabor fresco y limpio.

Inicia gradualmente. Recuerda que se trata de provocar placer, sobre todo si es la primera vez que haces un 69. Considera una parte de juego previo y poco a poco comienza a colocarte en la posición.

Decidan quién ira arriba y quién abajo. Si uno de ustedes tiene que estar en la cima, en la posición de 69, pregunta a tu pareja. Pueden además hacerla con los dos colocados sobre su costado. Uno de los beneficios de quien se coloca en la parte superior es que puede controlar la velocidad, profundidad y ángulo para realizar el sexo oral. Dejar que tu pareja tenga el control significa mayor placer oral para ti.

No te detengas. Cuando estás haciendo el 69 no dejes que el placer que estás recibiendo te distraiga, recuerda que tú también estás dando placer a tu pareja. Es un acuerdo de sexo oral mutuo, por lo que no es justo si uno de ustedes se concentra demasiado en recibir sexo oral y descuida a su pareja. Si esto es un problema para ti y te notas constantemente siendo perezoso mientras que él está ocupado, la mejor idea es sexo oral uno al otro por separado, así tu pareja tendrá tu atención completa.

Aléjate de su trasero..Esta posición te puede dar fácil acceso a todas sus partes incluido su trasero, pero eso es parte de la etiqueta del 69, por lo que asegúrate de que estás cómodo con él antes de explorar más allá de su pene. Algunas personas encuentran la estimulación anal muy placentera, pero a otros les resulta horriblemente desagradable. Si él te invita a ir allí y tú estás de acuerdo, entonces puedes dejar vagar tu lengua donde quieras. Si tú no estableces esto de antemano, puedes experimentar un final muy abrupto a tu sesión del 69.

No trates de asfixiar a tu pareja. No metas tu pene, forzando y con violencia, a la boca de tu pareja, a menos que te lo pida.

Evita correrte. Una de las reglas más importantes es no eyacular en la boca de tu chico, claro algunas personas les gusta, antes de eso aclaren si esta práctica está permitida.

Al seguir estos consejos de etiqueta, tu puedes tener una experiencia de sexo oral mutuamente satisfactoria y ser un caballero atento al mismo tiempo, lo que aumenta en gran medida tus posibilidades de hacerlo de nuevo. Es una sensación única dar y recibir placer oral al mismo tiempo, una que nadie debería perderse./regiogay

Dejar respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí